Translate

martes, 29 de noviembre de 2011

EDGAR ALBERTO PÁEZ MOZO: PREMIO NACIONAL AL MÉRITO CIENTÍFICO


CON MUCHA SATISFACCIÓN Y ORGULLO RECIBIMOS LA NOTICIA DEL RECONOCIMIENTO OBTENIDO POR EL QUÍMICO EDGAR A. PÁEZ MOZO, EL PASADO 24 DE NOVIEMBRE. LA ASOCIACIÓN COLOMBIANA PARA E,L AVANCE DE LA CIENCIA LE OTORGÓ EL PREMIO NACIONAL AL MÉRITO CIENTÍFICO.

COMPARTIMOS CON NUESTROS LECTORES ESTA NOTICIA Y ENVIAMOS AL PRETIGIOSO ACADÉMICO Y DOCENTE UNIVERSITARIO, UN SALUDO DE FELICITACIÓN.

EDGAR ALBERTO PÁEZ MOZO


(Tomado de la obra “Historia de la Literatura en la región de Ocaña”. Jaguar Group Producciones. Bogotá, 2011)

Químico, investigador y escritor nacido en Ocaña el 7 de julio de 1937. Hijo de Pedro Pablo Páez Casas y de Ana Isabel Mozo Jácome de Páez. Hizo estudios de Bachillerato en el Colegio Nacional de José Eusebio Caro de Ocaña y en el José Joaquín Casas, de Chiquinquirá.

Ingresó a la universidad Nacional de Colombia donde se recibió como Químico el 31 de agosto de 1962.

Tesis de grado: Producción de radioisótopos en un reactor de investigación.

Casado con Nyole Gabriunas, Ingeniera Química de la universidad Nacional.

Estudios de posgrado: Magistri Scientiae Chemica, Colegio de Agricultura y Artes Mecánicas, Universidad de Puerto Rico, Mayauez, Puerto Rico.Julio de 1965; Doctor of Philosophy, Carnegie-Mellon University, Pittsburgh, Pa, U, Junio de 1972; Posdoctorado: Beca de la Comisión de las Comunidades Europeas, durante el año sabático, en el Laboratorio de CATALISIS que dirige el Profesor Bernard Delmon, Universidad Católica de Lovaina, Bélgica, Agosto de 1990 a Agosto de 1991.

Distinciones:

MENCIÓN HONORÍFICA POR EXCELENCIA EN LABORES ACADÉMICAS Y DE INVESTIGACIÓN, Facultad de Ciencias, Universidad Industrial de Santander, Bucaramanga, Colombia, Junio de 1987. PROFESOR TITULAR LAUREADO, Universidad Industrial de Santander, Diciembre de 1987.

RECONOCIMIENTO ESPECIAL POR ENSEÑANZA Y MÉRITOS ACADÉMICOS, otorgada por los profesionales de la Química y compañeros de trabajo. Bucaramanga, Colombia, Noviembre de 1987.

ESCUDO DE ORO POR MERITORIA LABOR EDUCATIVA DURANTE VEINTE AÑOS EN LA UNIVERSIDAD INDUSTRIAL DE SANTANDER, Bucaramanga, Colombia, Mayo de 1991.

MENCIÓN DE HONOR: QUÍMICO DISTINGUIDO 1992, Asociación Química Colombiana ASQUIMCO, Seccional Oriente, Bucaramanga Octubre 31 de 1992. PROFESOR EMÉRITO Universidad Industrial de Santander, Mayo 14 de 2002.

Ha recibido numerosas distinciones por su labor docente e investigativa. Es Miembro Correspondiente de la Academia Colombiana de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales (2005), de la Asociación Química Colombiana “Asquimco” y profesor Emérito de la Universidad Industrial de Santander. El Club Ocaña le otorgó la Medalla a Mérito Cívico y Cultura “Club Ocaña 100 años”, en ceremonia que tuvo lugar en 2006 en los salones de esta sede social. El Dr. Páez Mozo hace parte de la Fundación CARO, Capítulo Bucaramanga, que reúne la colonia provincial ocañera en la capital santandereana.

“EDGAR PÁEZ MOZO

Autor: Andrés Jácome Suescún - Especial para Universia Colombia

Apartes tomados de una muy completa semblanza del científico escrita por Andrés Jácome Suescún, publicada en el sitio web http://especiales.universia.net.co/galeria-de-cientificos/matematicas-y-ciencias-naturales/edgar-paez-mozo.html, Universia Colombia.

“En las entrañas de Ocaña, en Norte de Santander, nació Édgar Páez Mozo, un químico entusiasta que encontró en los rincones de la ciencia su espacio de realización. Su experiencia nacional e internacional le ha permitido liderar los procesos de creación y consolidación del Programa, la Maestría y el Doctorado de Química de la Universidad Industrial de Santander, UIS.

Con el tono sereno y pausado que dan los años y la experiencia Édgar Páez Mozo explica las razones del porque la ciencia, y en especial la química, se convirtió en su más intensa pasión. Todo se remonta a comienzos de los años cincuenta, donde en su natal Ocaña, y gracias al motivador impulso de un profesor de química llamado Alberto Amaya, comenzó a preguntarse cosas que no podía responder de manera tan sencilla.

―El profesor Alberto fue en realidad un gran motivador, nos enseñó a pensar en los desafíos. Por ello fundamos con otros compañeros la Sociedad Científica Secreta Albert Einstein, donde nos reuníamos cada domingo a hablar de temas relacionados especialmente con el universo, justamente cuando los cohetes y los satélites, aún no se habían visto‖, explica el profesor que sigue vinculado a la Universidad Industrial de Santander (UIS).

Las cosas en una población como Ocaña eran un poco diferentes y por esa razón decidieron crear esta sociedad que tenía como una de sus máximas que nadie se enterara de lo que hacían o de lo que hablaban en cada reunión. ―La razón principal para que fuera secreta era para que no nos ‗mamaran gallo‘. Ocaña era una población con adultos y ancianos muy tradicionales y devotos y con jóvenes parranderos, entonces como no clasificábamos en ninguno de los grupos decidimos que sería hasta místico y emocionante reunirnos en estas condiciones.

“Y así cada domingo se encontraban en su casa para hablar, pensar y plantear las preguntas que más adelante tendrían a bien seguir formulando en su vida científica. Édgar recuerda que su afición a la química fue instantánea, fue como amor a primera vista, tanto que decidió comprar con la plata de varios una especie de laboratorio con lo que se conseguía en la Ocaña de 1954 y esto le dio su primera gran lección en el mundo de la ciencia.

―Mi casa era muy grande, como en la mayoría de los pueblos, por lo tanto cogimos un cuarto de chécheres y allí montamos el laboratorio. Un día cuando habíamos salido explotó todo lo que teníamos, llegamos y mi mamá con los ojos desorbitados me prohibió seguir con los experimentos y todo quedó vuelto nada. Allí saqué mi primera conclusión científica importante: nunca, pero nunca en la vida, volvería a tener un laboratorio en mi casa‖.

1955 fue un año especial, ese año Édgar se graduaba y además murió su ídolo inspirador: Albert Einstein. El colegio Caro de Ocaña tuvo cambios y sus profesores más importantes se fueron debido a que no compartían los nuevos manejos administrativos, entre esos no tener más clases de Física y Química. ―Yo quería entrar a la universidad pero me sentía mal preparado, especialmente porque los mejores profesores se habían ido. Entonces nos quejamos y nos sacaron, por eso terminé en Chiquinquirá, de donde era mi padre, haciendo mi último año de bachiller y con la firme intención de llegar a la Universidad Nacional a estudiar Química y así fue”.

Obras: Curso de Química Inorgánica I , Ed. UIS, 1978; Curso de Química Inorgánica II (Laboratorio), Ed. UIS, 1983; Cristalografía y difracción de rayos X, Jaime Pradilla, Ed. UIS 1989; Curso Avanzado de Química inorgánica, (Notas para el curso de postgrado en Química), Ed. UIS 1992.

Colabora frecuentemente con revistas especializadas, entre las cuales mencionamos:

E. Páez Mozo, Producción de readioisótopos con un reactor de investigación, IAN p1(1962) Organización Internacional de Energía Atómica, Bogotá, Colombia. E. Sandoval,

E. Páez, Cross section for the Au197(d,p)Au198 reaction. Phys. Rev. 136, B415, (1964).

E. Páez Mozo, Rango en tungsteno de algunos productos de fisión, PRNC Report Atomic Anergy Comission USA (1965), Centro Nuclear de Puerto Rico, Mayaguez, Puerto Rico.

E. Páez Mozo, Distribución de energía cinética de los fragmentos de fisión de acuerdo con la teoría estadística de Fong. Rev. Col. de Física, 11, N°1-3, 13, (1966).

E. Páez, I. Almodovar and R. Gaeta, Range in tungsten of Ba140 fragments from the thermal neutron induced fission of enriched uranium, J. Inorg. Nucl. Chem.,29, 2831, (1967).

E. Páez, Mossbauer Spectroscopy of Iron in Coal, US Atomic Energy Comission, Pep N° N40-844-75, p10, (1967).

E. Páez, W. T. Oosterhuis and D. Weaver, Mossbauer results of some iron(IV) diarsine compounds, J. Chem. Soc. (London), Chem. Comm. 1970, 506.

E. Páez, W. Oosterhuis and D. Weaver, Paramagnetic Hyperfine Interactions in a t2g4 configuration of 57Fe, J. Chem. Phys., 57, 3709, (1972). W. T. Oosterhuis, D. Weaver and

E. Páez, Mössbauer results for [Fe(das)2Cl2]FeCl4 and [Fe(das)2Cl2][BF4]2, J. Chem. Phys., 60, 1018, (1974).

R. Zuluaga, J. Bernal y E. Páez, Copolímeros entre Monómeros Industriales y Ftalocianinas Silícicas Organofuncionales, Rev. ION, 4, 143, (1977).

E. Páez y A. Camacho, Estudios magnetoquímicos en complejos de Fe(IV), Rev. UIS-Investigaciones, 12, 53, (1982).

E. Páez y H. Pinzón, Síntesis y Caracterización de Algunas Bases de Schiff Macrocíclicas, Rev. UIS-Investigaciones, 13, 65-75, (1983).

E. A. Páez Mozo y N. G. de Páez, Por qué la mecánica cuántica?, Revista INTEGRACION, vol. 2, N° 2, p. 23, (1985).

E. Páez y A. Mendoza, Estudios de Metalización con Cu(II) de Protonación del Macrociclo TMDBTAA, Rev. UIS-Investigaciones, 17-39, (1987).

E. Páez, F. Martínez and F. Pérez, Síntesis de Resinas Quelantes de Poliestireno para Absorción Selectiva de Metales. Rev. UIS Investig. 19, p1, (1990).

E. Páez-Mozo, N. Gabriunas, F. Lucaccioni, D. Acosta, P. Patrono, A. LaGinestra, P. Ruiz and B. Delmon, Cobalt phthalocyanine encapsulated in Y zeolite: a Physico-chemical study, J. Phys. Chem.,(1993), 97, 12819-12827

E. Páez, N. Gabriunas, P. Ruiz and P. Delmon, Selective Olefine Oxidation with Cobalt Phthalocianine Encapsulated in Y-Zeolite, Journal of Molecular Catalysis, 1994, 91 (2) 251-8 Medina, J. C., Páez-Mozo E., Gabriunas, N., Cyclohexene oxidation with an iron cyclam-type complex enxapsulated in Y-zeolite. Journal of Molecular Catalysis, 115, 233-239, 1997 Páez-Mozo, E. La oxidación selectiva en química fina. Revista ION, 14, 85-91, 1997 Nubia Quiroz, Elena E. Stashenko,

Edgar Páez Mozo y Jairo René Martínez, Zeolitas NaY intercambiadas con metales de transición (Fe2+, Co2+, Mo2+ y Mn2+) como catalizadores para la oxidación de limoneno, Revista Colombiana de Química V28,#1, p45,1999.

Martha Niño, Sonia Giraldo, Edgar Páez-Mozo, Olefin oxidation with dioxygen catalyzed by porphyrins and phthalocyanines intercalated in -zirconium phosphate, Journal of Molecular Catalysis A:Chemical 175(2001)139-151

J.J. Bravo, Ted Oyama y E. Páez-Mozo, Microestructural Properties of Layered Double Hydroxides: A Theoretical and Structural Model, Microporous and Mesoporous Materials 76 (2003) 1-17

J.J. Bravo, Ted Oyama y E. Páez-Mozo, Models for the Estimation of Themodynamic Properties of Layered Double Hydroxides: Application to the study of their anion exchange characteristics, Quimica Nova 27,4 ,(2004) 574-581

J.J. Bravo, Ted Oyama y E. Páez-Mozo, Rteview of the synthesis of layered double hydroxides: A Themodynamic approach, Quimica Nova 27,4, (2004), 601-614

J.J. Bravo, Ted Oyama y E. Páez-Mozo, Intercaltion od Decamolybdodicobaltate (III) Anion in Layered Double Hydroxides, Chem. of Mater. 16,1214-1225 (2004)

Gilma Granados, Carlos Páez, Fernando Martínez O., Edgar Páez Mozo, Photcatalytic Degradation of Phenol on TiO2 and TiO2/Pt sensitized with Metallophthalocyanines, Catálisis Today 107-108 (2005)589-594. Patricia Escobar, Indira P. Hernández, César M. Rueda, Fernando Martínes O. and Edgar Páez-Mozo, Photodynamic effect in Leishmania with Al and Zn Phthalocyanines Enviado a BIOMÉDICAS 2005.

Oxidación de mercaptanos con Ftalocianina de Co encapsulada en zeolitas X e Y con diferente fuerza básica, Edgar A. Páez-Mozo, Fernando J. Hernández y Fernando Martínez O., enviado a Revista de la Academia Colombiana de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales, 2005.


Vanguardia Liberal. Bucaramanga.


Sábado 26 de Noviembre de 2011 - 12:01 AM

http://www.mineducacion.gov.co/cvn/1665/w3-article-253257.html

Docente de la UIS recibe premio nacional al mérito

Durante la entrega de la Vigesimoprimera edición del Premio Nacional al Mérito Científico, que entrega la Asociación Colombiana para el Avance de la Ciencia (ACAC), Édgar Alberto Páez Mozo, docente de la Universidad Industrial de Santander, fue galardonado en la categoría “Vida y Obra”.

Durante la ceremonia de premiación, que se llevó a cabo el pasado jueves 24 de noviembre, en la sede Chapinero de la Cámara de Comercio de Bogotá, se exaltó el aporte y trayectoria académica e investigativa del ingeniero Páez Mozo, quien es profesor Emérito y miembro del Centro de Investigaciones en Catálisis de la UIS.

Es de mencionar que el galardón tiene como fin reconocer el aporte significativo que por medio de la investigación y la apropiación social de la ciencia y la tecnología, hacen investigadores y entidades del país.

Para la UIS, este reconocimiento al profesor Páez Mozo ratifica la calidad educativa que esta institución ofrece a sus estudiantes con docentes que tienen una importante trayectoria local, nacional e internacional, especialmente en el campo de la investigación.

Estos son los ganadores en cada categoría

Vida y Obra

Édgar Alberto Páez Mozo. Universidad Industrial de Santander.

Investigador de excelencia

Juan Manuel Anaya Cabrera. Universidad del Rosario.

Grupo de Investigación de excelencia

Grupo Interdisciplinario de estudios de género. Universidad Nacional de Colombia.

Divulgación de la ciencia

Coordinación de programas especiales de la Facultad de Ciencias Básicas. Universidad Tecnológica de Bolívar.

Innovación Tecnológica

Liliana Serna Cock. Universidad Nacional de Colombia – Sede Palmira.

Mención honorífica

Almirante (r) Édgar Romero Vásquez.

Publicada por

REDACCIÓN BUCARAMANGA



MÚSICOS Y COMPOSITORES DE LA REGIÓN DE OCAÑA

NOVEDADES MUSICALES



MARYURY ARÉVALO SUESCÚN LE CANTA A
LA VIRGEN DE TORCOROMA

En días pasados recibí de la artista Maryury Arévalo, dos regalos que comparto con los lectores de este blog. El CD “Soy morena y hermosa”, dedicado a Nuestra Señora de las Gracias de Torcoroma, y el video de los actos de coronación, con ocasión de los 300 años de la a aparición de la imagen en el monte de Torcoroma, Ocaña.


Maryury, nacida en Convención, Norte de Santander, es una mujer alegre y devota, una cantante excepcional que hizo parte del Mariachi Teuhacán entre 1997 y 2009. Es bachiller del Colegio Guillermo Quintero Calderón de Convención y se ha desempeñado como enfermera del Hospital Emiro Quintero Cañizares, en Ocaña.

Nuestra Señora de Torcoroma

Con entusiasmo singular, Maryury cuenta velozmente algunos pormenores de su vida, sus sueños, el redescubrimiento de su fe y su amor por la Señora de Torcoroma. Todo ello acompañado de una contagiosa alegría que hace amables, incluso, hasta los momentos dolorosos a que la vida nos somete algunas veces. Destaca el apoyo amoroso de las Reverendas Hermanas del Monasterio Dominicano de Nuestra Señora de las Gracias de Torcoroma, que han alentado sus proyectos artísticos, en especial este de “Soy morena y hermosa”, que incluye seis temas de su autoría y otros de compositores varios. “Soy morena y hermosa”, “Libérame”, “Reina de la montaña”, “Enamórame de ti”, “Ven y sígueme”, “Bendita sea tu pureza”, así como la música de “Oración a la Virgen de Torcoroma”, constituyen el centro de esta producción discográfica de profundo sentimiento cristiano y mariano.

Maryury Arévalo Suescún

Durante los actos de coronación de la imagen de Torcoroma, tal vez sin que nadie lo supiera en esos momentos de regocijo, y ante la multitud concentrada en el estadio de Ocaña, se interpretó una canción suya. Esta producción de Maryury, que con mucha satisfacción reseñamos para la Región de Ocaña y el mundo, es el regalo delicado de esta artista a su Virgen Morena, con ocasión de la efeméride que recientemente el pueblo católico celebró con toda pompa y cariño.

Artista destacada, fiel creyente y amantísima de Nuestra Señora de las Gracias de Torcoroma, eso es Maryury Arévalo Suescún, a quien felicitamos por esta producción discográfica que, de seguro, ya ha de estar en manos de muchos hijos de la Región de Ocaña.



jueves, 24 de noviembre de 2011

OCAÑA, 441 AÑOS DE FUNDACIÓN

Capitán Francisco Hernández (o Fernández de Contreras),
fundador de Ocaña

Al acercarse un cumpleaños más de la fundación de nuestra ciudad, divulgamos aquí algunos apartes relativos a Francisco Fernández de Contreras, Antón García de Bonilla y demás fundadores, aspirando que el 14 de diciembre Ocaña se vista de gala, como debe ser, y recuerde este largo proceso de desarrollo histórico de la tierra que sirvió de cuna al poeta José Eusebio Caro y a otras personalidades que han dado lustre a las artes, las letras y la política departamental y nacional.

El día de nuestra máxima fiesta cívica, 14 de diciembre, la Academia de Historia de ocaña estará efectuando una sesión solemne y pública en su sede del Complejo Histórico de la Gran Convención, a partir de las cuatro (4) de la tarde. Vaya, desde ya, nuestra invitación cordial al pueblo ocañero y regional para que nos acompañe en el certamen.

CAPÍTULO II DEL LIBRO "HISTORIA DE LA REGIÓN DE OCAÑA". Luis Eduardo Páez García. Jaguar Group Producciones. Bogotá, 2009.


LA FUNDACIÓN DE OCAÑA

Definidas las comunicaciones por la región central de la Provincia de Pamplona y afianzados los caminos hacia Tunja y Mérida, el Cabildo pamplonés encarga al Capitán Francisco Fernández de Contreras la tarea de explorar y someter territorios al nor occidente del área de influencia provincial. Fernández de Contreras lleva a cabo varias incursiones por el río Zulia y la cuenca del Catatumbo. En su itinerario explorador, funda el puerto de Chingalé "doce leguas el río abajo" de Tamalameque. En 1570, Fernández llega al valle que ha sido denominado de los Hacaritamas dejando sus hombres asentados temporalmente en el Puerto y en el valle, mientras las autoridades de Pamplona le conceden autorización para fundar la ciudad.

Culminados los trámites legales de rigor, en Pamplona, Santafé y Santa Marta, las autoridades coloniales determinan que el nuevo enclave español haga parte de la jurisdicción de Santa Marta, cuyo gobernador era, por ese entonces, Don Pedro Fernández de Bustos. Así, pues, el 14 de diciembre de 1570, Francisco Fernández de Contreras lleva a cabo el ritual de la fundación, poblándose el lugar con 36 vecinos.

Andrés Díaz Venero de Leiva. Primer Presidente
de la Real Audiencia de Nueva Granada. Durante su administración
se fundó la ciudad de Ocaña

La ciudad se fundó con el nombre de Ocaña, como homenaje del fundador a don Pedro Fernández de Bustos, originario de Ocaña, en España. El nombre de SANTA ANA se le dio a la Provincia. Posteriormente, y durante la gobernación de don Luis Rojas Guzmán, se cambió el nombre de Ocaña por el de MADRID, pero dicha denominación no subsistió, retornando nuevamente al nombre original de Ocaña. No existe documentación alguna que nos demuestre que Ocaña primitivamente fue fundada en lugar distinto al que se encuentra actualmente

Ocaña surge como un "puerto terrestre" y ruta comercial obligada entre Pamplona, el centro del virreinato y la Costa Caribe a través del río Magdalena. Su vocación fue básicamente comercial y agrícola, introduciéndose luego la ganadería en las tierras bajas de su jurisdicción. Sus primeros vecinos fueron en su mayoría originarios de Pamplona, estableciéndose entre ésta y Ocaña una dinámica relación comercial.

ESPAÑOLES QUE PARTICIPARON EN LA FUNDACIÓN

DE OCAÑA

Al igual que ha sucedido con muchas de nuestras ciudades, los informes suministrados por la documentación oficial contenida en los archivos históricos o por las apreciaciones de los Cronistas, generan siempre polémicas sobre todo, en materia de fecha exacta de fundación, nombre del fundador, número de expedicionarios conquistadores y fundadores, etc. En este último aspecto, Ocaña no podía ser la excepción, de tal suerte que nos pareció interesante incluir en este trabajo las diferentes versiones del número de conquistadores que acompañaron a Francisco Fernández de Contreras en la fundación de Ocaña.

En la Probanza de servicios de Francisco Fernández de Contreras, uno de sus testigos, don Pedro Quintero Príncipe, manifiesta que: "...y ansí en cumplimiento de ellas se aderezó de armas y caballos a su costa e minción y juntó más de treinta hombres y se fue con ellos a las Probincias de los Carates..." (Cf. Carvajalino Cabrales, Aurelio. Francisco Fernández de Contreras y sus tiempos. Antología Histórica, Biblioteca de Autores Ocañeros Vol. 16, 1979, p. 108).

"...y el dho. Capitan Franco. Fernandez hiso a su costa e mincion treynta e quatro hombres e bolbio a la dha. probinsia de los Carates..." ( Probanza, cf, Páez Courvel, Luis E., La Fundación de Ocaña, En Historia de la ciudad de Ocaña, Vol. 5, Biblioteca de Autores Ocañeros, p. 60).

En carta dirigida al rey de España, el 8 de marzo de 1571 por el gobernador Pedro Fernández de Bustos, el funcionario señala, que: "Con cuydado dello mande al Capitan Francisco Hernández con quarenta soldados el qual descubrio camino por tierra para el Nuebo Reyno de Granada de la Gobernacion de Santa Marta..." (Cf. Rev. Hacaritama No. 247, 1970, p. 39, donde se reproduce este documento).

"...que le preveimos procurase de descubrir camino por donde cesase la boga del dho. Rio Grande y en cumplimiento dello avia enbiado al Capitan Francisco Hernandez con quarenta soldados, el cual avia descubierto camino por tierra..." (Cf. Real Cédula, fechada en San Lorenzo, el 6 de agosto de 1571. Citada por Páez Courvel en La fundación de Ocaña, p. 119).

Según el informe presentado por el Cabildo de Ocaña al Gobernador de Santa Marta, don Lope de Orozco, fechado el 24 de marzo de 1578, "poblóse esta ciudad abrá ocho años poco menos poblóse con treynta y seys vezinos ay agora al presente vaynte vezinos encomenderos de yndios". Es decir, que de los 36 fundadores y pobladores de Ocaña, quedaban sólo 20 cabezas de familia, ocho años después.

Revisando los documentos relativos a la fundación de Ocaña, que hicieron parte de los expedientes consultados por Luis Eduardo Páez Courvel para determinar la fecha exacta de la fundación, y otras fuentes que han sido analizadas por los historiadores en fechas posteriores a la década de 1950, podemos considerar un listado tentativo de fundadores, así:

1. FRANCISCO FERNÁNDEZ DE CONTRERAS. Jefe de la expedición. Teniente de Gobernador y Capitán General.

2. SIMÓN DEL BASTO "El Viejo". Llegó al Nuevo Reino en 1539 con Montalvo de Lugo, después de haber participado en las expediciones de Venezuela y los Llanos orientales bajo las órdenes de Jorge Espira. Hizo parte también de la fundación de Pamplona, como lo comprueban los documentos coloniales citados por Páez Courvel (Cf. Biografía de los Fundadores de Pamplona, en Rev. hacaritama No. 86, 1942, p. 99 ss). Una vez organizada por Francisco Fernández la expedición al territorio de los indios Carates, Simón del Basto se unió a ella junto con dos hijos y dos yernos "e otros tres o quatro soldados, que todos iban en su rancho y los sustentaba e sustentó de bastimentos e armas, arcabuces y caballos y espadas y rodelas"; así mismo, "gran cantidad de ganado, bacas, puercos y carneros para la conquista e poblazón de la dha. ciud. de Ocaña". Una vez fundada la ciudad, Simón del Basto pretende volver a Pamplona, pero Fernández se lo impide, aduciendo que su presencia allí era absolutamente necesaria. Tal determinación de Francisco Fernández, produciría la ira de Del Basto, quien adujo, según la Probanza de sus servicios, que si no hubiese sido por él, "la dha. ciudad se hubiera despoblado". Fue, pues, el primero en introducir ganado en tierras ocañeras lo cual contribuyó a que la naciente villa no pereciera.

3. JUAN LORENZO (Romero) Incluido en el listado de Alejo Amaya. Según Raimundo Rivas (Los fundadores de Bogotá), "fue padre legítimo de Alonso Pimentel, Encomendero, Alcalde Ordinario en 1594, Procurador General y Alférez Mayor de Santafé" (Cf. Páez Courvel, Luis Eduardo. Los fundadores de Pamplona, en Rev. Hacaritama No.80, 1941, p. 355). Participó en las expediciones contra los Muzos "y en la jornada del Dorado" .Casó con doña Francisca Pimentel.

4. GASPAR BARBOSA DE MARÍS. Encomendero de Borotaré. Casó con doña María de Bonilla. Mencionado entre los acompañantes de Fernández, por Alejo Amaya, en su libro "Los Genitores; J. J. Páez también lo menciona en su "Relación del fundador, conquistadores y demás personas notables que actuaron en Ocaña, desde la época de la Conquista hasta el año de 1666" (Cf. Rev. Hacaritama No.31, 1937, p. 741). Esta relación fue consultada por J. Páez y Amaya en los Protocolos de la Notaría Pública de Ocaña.

5. JUAN DE ORTEGA. Encomendero de Unarama o valle de Turmeros. Hace parte también de la relación parcial de Amaya y J. Páez.

6. ANDRÉS DE ACEVEDO. Listado de Alejo Amaya y J. Páez.

7. JUAN MOÑINO. Listado de Alejo Amaya y J. Páez.

8. JUAN MUÑOZ DE GUERRERO. Encomendero de Burgama y Ascuriama; figura como Alcalde Ordinario de 1575 y vecino en 1578.

9. GONZALO RODRÍGUEZ. Figura como Alcalde Ordinario en 1575

10. LEONARDO DE ACOSTA. Regidor en 1575 (cf. J.J. Páez). Regidor y Alguacil Mayor en 1578. Figura como encomendero en 1582

11. JUAN DE PINEDA. Figura como Regidor en 1575 (cf. J.J. Páez. Relación del fundador, conquistadores...En Rev. Hacaritama No.31, 1937, p.741); Alguacil Mayor en 1578.

12. PEDRO ESTEBAN RANGEL. Regidor. Encomendero de Manignaré y Manconé. Regidor en 1575 (cf. J.J. Páez). Figura como Alcalde Ordinario en 1578

13. GÓMEZ ALVAREZ DE AGUILERA. Figura como Escribano Público y de Cabildo en documentos de 1575 y 1578. Encomendero de Lucutama

14. ANTONIO DE OROZCO. Encomendero de Teurama en 1575.

15. LUIS TÉLLEZ. Encomendero de Acocaré y Buterama en 1575.

16. FRANCISCO FERNÁNDEZ DE ROJAS. Hijo de Francisco Fernández de Contreras. Encomendero de Bucurama y Capitanlargo.

17. ANTONIO GARCÍA DE BONILLA. Alcalde Ordinario de Ocaña, con Pedro Esteban Rangel, en 1578. Aparece en la lista de fundadores de Pamplona (cf. Silvano Pabón. Historia del Poblamiento de Pamplona, p. 186).

18. DIEGO DURÁN, CAPITÁN. Representante del Gobernador en la fundación.

19. JUAN DE VALDERRAMA. Figura como Regidor en 1578.

20. ANTONIO MUÑOZ DE CORCUERA, Figura como Regidor en 1578.

21. AMBROSIO FERNÁNDEZ MEDEROS. Primer cura de Ocaña, llegó con la expedición fundadora. En el informe enviado por el Cabildo de Ocaña al Gobernador don Lope de Orozco, el 2 de marzo de 1578, se indica: "Iglesia Parroquial. Respondiendo a los treynta y cinco capítulos declaran y dizen en esta ciudad aber una yglesia parroquial en la qual no ay beneficio ni prebenda sirbe el curato y bicaría de la dha. santa iglesia el reberendo padre Anbrosio Fernández Mederos el fue poblador y descubridor desta probincia y fundador de dicha iglesia en la qual reside agora en el dicho cargo no ay en la dicha yglesia capilla ni dotación ninguna". (Cf. Tovar Pinzón, Hermes. Relaciones y visitas a los Andes. Siglo XVI. Publicaciones de Colcultura y el Instituto de Cultura Hispánica. Documento original en la Biblioteca Real de la Academia de Historia de Madrid. En los archivos de Ocaña, aparece Fray Fermín de los Reyes, a quien se tenía por primer cura de la ciudad, a partir del año de 1575. La presencia de este sacerdote en Ocaña, es evidente, pero debe analizarse que, según sus propias palabras: "...como tal dicho cura, é servido a la Santa Iglesia desta cibdad tiempo de nueve meses que es contado asta que yo el dicho fray Fermín de los Reyes é dexado de ser cura..." (cf. Amaya, Alejo. Los genitores. B.A.O. Vol. 2, 1970, p. 65).

22. GONZALO DE PINEDA. Figura en documentos de 1576

23. PEDRO GÓMEZ DE OROZCO. Citado por José Ignacio Avellaneda en la relación de fundadores que acompañó a Gonzalo Jiménez de Quesada. El historiador Raimundo Rivas lo incluye también entre los fundadores de Bogotá. Sobre este conquistador, Páez Courvel, escribe: "Pedro Gómez de Orozco, nacido probablemente en 1517, pasó a Indias en la armada de don Pedro Fernández de Lugo; tomó parte en la pacificación de la Provincia de Santa Marta y figuró como rodelero "en la Expedición y conquista del Nuevo Reino. Asistió a las fundaciones de Santafé y Tunja y a la pacificación de los indígenas de Chipatá; guerreó contra los Panches y Pantágoros, bajo las banderas de Hernán Venegas y asistió como tal, a la fundación de Tocaima; peleó en Guane junto al capitán Valenzuela; acompañó a Orsúa y Ortún Velasco a la Expedición de las Sierras Nevadas y fundación de Pamplona en 1549, donde se le asignó la encomienda de Cáchira; en una entrada contra los Muzos, salió con varias heridas de macana y de flechas envenenadas, que le dejaron lisiado de por vida" ; siguió a Maldonado a la conquista de las Sierras Nevadas y población de San Cristóbal; acompañó a Francisco Fernández "en las jornadas que dieron por resultado el descubrimiento del puerto sobre el Magdalena, que facilitó la navegación del Río, y la fundación de Ocaña, jornadas en las cuales le acompañaron sus dos hijos y soldados a quienes mantuvo de su peculio con ingente gasto" (Cf. Rivas, Raimundo. Los Fundadores de Bogotá). Piedrahita refiere que Gómez de Orozco acompañó a Rodríguez Suárez a la Expedición que dio por resultado la fundación de Mérida. Un hijo del viejo conquistador, don Pedro Gómez de Orozco, segundo del nombre, "casó con doña Francisca de Rojas, hija legítima del Capitán Francisco Fernández, el fundador de Ocaña, y de su esposa doña Isabel de Rojas" (Cf. Páez Courvel, Luis Eduardo. Los fundadores de Pamplona, en Rev. Hacaritama No.79, 1941, p. 320-321).

24. PEDRO GÓMEZ. Hijo del anterior

25. GONZALO GÓMEZ. Hijo del anterior

26. DIEGO ASENSIO DE CERBANTES. Natural de Gran Canaria. El historiador Fray Alberto Lee lo incluye como fundador de Ocaña. El historiador Fray Alberto Lee López llevó a cabo una investigación sobre este conquistador. Dice Fray Alberto: "A la lista conocida de fundadores de Ocaña hay que agregar en adelante el nombre del conquistador Diego Asensio de Cerbantes, natural de la isla de Gran Canaria, quien después de buscar gloria y riquezas al servicio del rey acabó sus días sirviendo a mejor Señor en la catedral santafereña.

"Había nacido Diego Asensio hacia 1540 y pasó a las Indias en 1566, cuando contaba 26 años de edad, mozo lleno de bríos y ambiciones, para venir a dar en la joven ciudad de Pamplona la Nueva en el Nuevo Reino de Granada, madre genitora de numerosas ciudades del oriente colombiano y del occidente venezolano". Se sumó a la expedición al mando del Capitán Juan de Maldonado cuando éste refundó la ciudad de Mérida, donde administró las parcialidades indígenas de Tabay y Aricagua. En 1570, se une a las expediciónes capitaneadas por Francisco Fernández de Contreras, que tuvieron como resultado la fundación de Ocaña. La valiosa investigación de Fray Alberto Lee está basada en el Archivo General de Indias (Sevilla), Santa Fe, 127, 234; Archivo General de la Nación y otras fuentes documentales de indiscutible valor histórico. (Cf. Lee López, Fray Alberto. Diego Asensio de Cerbantes. En Rev. Hacaritama No. 251, 1973, p. 8 ss). Falleció el 29 de octubre de 1618, siendo Mayordomo de Fábrica de la iglesia catedral de Santa Fe.

27. FRANCISCO PICÓN. Encomendero de Ysibitaré y Aracare. Tomó posesión de estas encomiendas el 14 de septiembre de 1588, por dejación que hiciera de ellas Gonzalo de Orta.

28. PEDRO QUINTERO PRÍNCIPE. Nacido hacia 1522 en Villa de Palos, Provincia de Huelva "Hijo legítimo de don Juan Quintero Príncipe y doña Leonor González Tariega; nieto paterno de don Cristóbal Quintero Príncipe y de doña Isabel Pérez Pedraza, y materno de don Diego González Calvo y doña Ginesa Galdín, originarios todos de la nombrada villa, donde fueron tenidos por hijosdalgos notorios y reputados ´por personas honradas y principales, hispanos viejos de buena y limpia parte, sin mácula ni raza de moros ni penitenciados, ni reconciliados por el santo oficio de Inquisición`". Los datos biográficos de este fundador de Ocaña, corresponden a la investigación realizada por el historiador Luis Eduardo Pacheco, titulada "La Familia Quintero Príncipe", que se publicó en la Gaceta Histórica Nos. 5, 6, y 7, Cúcuta, 1937, órgano de la Academia de Historia de Norte de Santander, p. 109 ss. La documentación respectiva reposa en el Archivo General de la Nación, Fondo Real Audiencias, Santander, vol. 2. La probanza a que hacemos referencia, fue levantada en agosto de 1538, cuando don Pedro Quintero contaba con 16 años. Estuvo en Santa Marta y luego se enroló en la expedición comandada por Orsúa y Velasco, en 1549, que culminó con la fundación de Pamplona. En esta ciudad, fue Regidor, Personero de Cabildo (1553), Alcalde Ordinario y Teniente de Justicia Mayor. Casó "con doña María Sánchez Castellanos, hija de don Francisco Sánchez y doña Isabel Sánchez Castellanos". Entre sus doce hijos, destacamos al Capitán don Juan Quintero Príncipe, "tronco del apellido Quintero en Ocaña, ciudad en la cual fue capitán de infantería, encomendero y de sus primeros pobladores". Casó con doña Luisa Arias Maldonado, "dama tunjana de la sangre del conquistador García Arias Maldonado, de cuyo enlace vino crecida progenie de doce hijos". Su participación en la segunda expedición para la fundación de Ocaña, está demostrada en la Probanza de servicios de Francisco Fernández de Contreras, donde don Pedro Quintero sirve como testigo al fundador de Ocaña: "...bio como el Cabildo Justicia e rregimiento de esta ciud. (Pamplona) y el señor Capitán Hortún Belasco, justicia mayor de ella mandaron al dho. Capitán Franco. Fernández que con cierta gente bolbiese a los dhos. carates y despoblados y descubriese minas y contase siertas cosas de yndios...y ansí en cumplimiento de ellas se aderezó de armas y caballos a su costa y minción y juntó más de treynta hombres y fue con ellos a las probinsias de los carates y despoblados hasta donde este to. fue con él y bio lo susodho. y allí lo dejó este to. con la dha. gente y se bolbió y de allí el dho. Fernández pasó adelante..." (Cf. Páez Courvel, Luis Eduardo. Probanza del fundador de Ocaña. En Rev. Hacaritama Nos. 61 y 62, 1940). Don Pedro Quintero Príncipe falleció en la ciudad de Pamplona.

29. LUIS SÁNCHEZ. Su vinculación a la fundación de Ocaña, está demostrada en el "testimonio que presenta a Felipe II el Capitán Lorenzo Fernández sobre que su padre el Capitán Francisco Fernández fundó un puerto a orillas del Magdalena que ahorra a los indios un gran trecho de boga" , documento que data de 1583. (Cf. Ybot de León, Antonio. Iniciativa particular en favor de los indios, en 1573, Documento No. 11. En Rev. Hacaritama No.204, 1956, p. 10). Allí, se consigna lo manifestado por don Luis Sánchez: "a la primera pregunta dijo este testigo que conoció al Capitán francisco fernández vezino que fue de la ciudad de panplona padre legítimo del dicho capitán lorenzo fernández que litiga de veinti cinco años a esta parte a este mancebo su hijo conoce desde que nació que abrá veinte años poco mas o menos tiene noticia del puerto de ocaña y a estado en él e de la dicha ciudad desde su fundación porque fue uno de los que poblaron la dicha ciudad desde su fundación porque fue uno de los que poblaron la dicha ciudad e la conquistaron y esto responde".

30. GERÓNIMO ARIAS. Fundador de Ocaña, de acuerdo con su propio testimonio, incluido en el expediente que se levantara en 1583, para demostrar que don Lorenzo Fernández, hijo del fundador de Ocaña, en efecto fundó la ciudad y el Puerto sobre el Magdalena: "El dicho geronimo arias vezino de la ciudad de Pamplona e conquistador de ocaña... A la primera pregunta del dicho ynterrogatorio dixo este testigo que conocio al capitan francisco fernandez padre del que litiga de beinte años aca antes mas que no menos y este testigo fue soldado suyo e conoce al capitan lorenzo fernandez su hijo que litiga desde que nacio que abra poco mas de beynte años e tiene noticia del puerto e ciudad que la pregunta dize porque fue este testigo poblador y descubridor de aquel pueblo e puerto con el dicho capitan francisco fernandez donde se padecio mucho travajo y anbre y esto rresponde". (Cf. Rev. Hacaritama No.204, 1956, p. 16).

31. PEDRO RODRÍGUEZ GORDILLO. Su nombre aparece en un documento presentado por don Juan Vicente Sánchez, apoderado de don Matías Camargo del Castillo, reclamando las encomiendas de Belagra y parcialidades de Mogotocoro y Listara, corregimiento de Servitá, en 1706: "Y el dho. Andrés Gordillo de Palencia fue poblador de de los Reales de Minas de las Bettas, en donde tuvo injenio y quadrilla de que dio a Su Magestad gran cantidad de quintos por haber sido toda su vida minero de de dhos. reales, fue hijo lexitimo de doña Theresa de Palencia, y del Capitan Pedro Rodríguez Gordillo, natural de Extremadura, del lugar de Santos, uno de los primeros conquistadores de este Reyno y poblador desta ciudad de Santa Fee, las de Velez, Ocaña y Málaga..." En 1722, una Real Cédula, acepta la petición de Camargo del Castillo, repitiendo que "...Pedro Rodríguez Gordillo, natural del lugar de los Santos en la Extremadura, que fue conquistador y poblador de las ciudades de Vélez, Ocaña y Málaga..." (Cf. Páez Courvel, Luis Eduardo. Encomiendas de Nicolás Camargo del Castillo, descendiente del fundador de Ocaña. En Rev. Hacaritama No. 60, 1940, p. 2 ss.)

32. CAPITÁN NICOLÁS DE PALENCIA El Capitán Pedro Rodríguez Gordillo, casó con doña Teresa de Palencia, "...hija lexitima del Capitán Nicolás de Palencia, uno de los primeros conquistadores y pobladores de Cupagua de la Margarita, en cuya conquista le dieron muchas heridas y quebraron un ojo. Y de ay passo a la Probincia de Benezuela y ayudó a poblar la ciudad de Tocuyo. Y de ay vino al descubrimiento deste Nuebo Reyno de Granada con el general Nicolás Fernández y después fue al de las Sierras Nebadas, Villa de San Crustóbal, Mérida y Ocaña, en cuya conquista asistió como capitán y caudillo...". El informe está tomado de la querella presentada por el apoderado de don Matías Camargo del Castillo, en 1706, citado anteriormente. (Cf. Rev. Hacaritama No.60, 1940, p. 3).

"...Capitán Don Nicolás de Palencia quien testó en Pamplona en 1582 y fue uno de los primeros descubridores y conquistadores de las islas de Cubagua y Margarita, apodado ´El tuerto` por tener un defecto visual, pasó a la Provincia de Venezuela a poblar la ciudad del Tocuyo y otras. De Venezuela pasó al descubrimiento del Nuevo Reino de Granada con el General Nicolás de Federmán y después al de las Sierras Nevadas, fue con Pedro de Ursúa de los fundadores de la ciudad de Pamplona, y participó también en las de Ocaña y Mérida y de la Villa de San Cristóbal y en dicha ciudad casó con doña María del Rincón Rangel, hermana del conquistador de Pamplona Alonso Esteban Rangel. El Capitán Nicolás de Palencia vino por primera vez a Venezuela con cuatro hermanas suyas todas casadas y con descendencia"(Cf. Ángel Mogollón, Rafael Eduardo. Los Villa Mizar. Gaceta Histórica No. 126, Cúcuta 2003, p. 88).

33. ALONSO LÓPEZ. Regidor en 1578. Hace parte de listado de Alejo Amaya y J. Páez.

DIEGO PÁEZ DE SOTOMAYOR, es mencionado por el doctor Alejo Amaya y Justiniano J. Páez, como fundador; sin embargo, de acuerdo con las declaraciones que hacen parte del expediente de la Probanza de Francisco Fernández de Contreras, no tomó parte en esta empresa. (Cf. Rev. Hacaritama No. 57 y 58). En la serie de artículos publicados por Luís Eduardo Páez Courvel, titulada Las encomiendas de Pamplona en los siglos XVI y XVII (Rev. Hacaritama No.110, p. 103), se indica lo siguiente: "El 1° de noviembre de 1549 asistió Páez de Sotomayor a la fundación de Pamplona y recibió en premio de sus servicios las encomiendas de Mariscal, Manta, Cherqueta y Camarara…

"Don Diego casó en Pamplona con Beatriz de Vargas ´poblando allí mismo su casa de piedra y teja de las buenas de la ciudad…doña Beatriz de Vargas era hija de don Martín Guillén y doña Catalina de Carvajal' (de esta unión nacieron 8 hijos). Para 1592, don Diego Páez de Sotomayor residía en la ciudad de Pamplona. Páez Courvel continúa aportando elementos para descartar a Diego Páez de Sotomayor como fundador de Ocaña, señalando que: "El Diego Páez de Sotomayor, de la villa neomadrileña (Ocaña), debió ser persona diferente del conquistador de Pamplona, tal vez hijo bastardo de éste o descendiente legítimo de alguno de los hijos de Don Diego. Tal conclusión se infiere de la cronología del conquistador cuya muerte debió ocurrir durante los años comprendidos entre 1592 a 96, mientras que el Páez neomadrileño casó en 1639 con doña Úrsula de Rivera" (R. Hacaritama 110, p. 106). En el más reciente trabajo histórico del académico Raúl Pacheco Ceballos, Genealogías y relatos históricos de Ocaña (Grafitecnia, Bogotá, 2006, p. 189 ss), el autor aclara definitivamente el tema: El Diego Páez de Sotomayor a que hacen referencia Alejo Amaya y Justiniano J. Páez, fue hijo de don Francisco Páez de Sotomayor y Jurado y doña Ana Fernández (o Ana de Rojas), hija, a su vez, del conquistador y poblador de Ocaña, don Francisco Fernández de Rojas, quien era hijo de don Francisco Fernández de Contreras.

Así, pues, que don Diego Páez de Sotomayor y Fernández de Rojas nació en Ocaña hacia 1610 "contrajo matrimonio allí con doña Úrsula Lobo de Ribera y Sánchez Caballero, hija del Capitán Luís Martín Lobo de Ribera y Peñaloza y de doña Bárbara Sánchez Caballero y Bazán". Por tanto, queda definitivamente descartada la presencia de este personaje en la fundación de la ciudad de Ocaña.

Justiniano J. Páez trae una relación de españoles en Ocaña desde 1570 hasta 1666, a través de la cual podemos conocer los nombres de algunos de los conquistadores y primeros pobladores de la ciudad de Ocaña. Varios de ellos, se avecindaron en fechas posteriores a la fundación y de sus enlaces matrimoniales resultaron muchos de los apellidos que hoy conocemos en la región. (Cf. Revista Hacaritama No. 31, sep. 16 de 1937, p. 741. Fuente, protocolos Notaría de Ocaña).

LISTA DE ENCOMENDEROS EN 1629 *



TITULAR                  INDIOS      v/r ANUAL     ESPECIE       VIDA

Francisco F. de Rojas 20                  300                  Maíz           2a.

Juan Quintero             80                1.000                Maíz           2a.

Antonio García           50                  800                 Maíz            2a.

Lope Rabelo               80                1.000                 Maíz

Juan López de Areniz 15                200                    Maíz           2a.

Miguel de Ortega      40                  500                    Maíz         1a.

Luis Téllez Blanco    30                400                      Maíz         2a.

Pedro Álvarez          20                      250                Maíz

Juan Lucero de Ávila 40           500                         Maíz          1a.

Antonio Muñoz Guerrero 16    200                          Maíz          2a.

Antonio de Corquera 20          250                          Maíz          1a.

Gonzalo Rodríguez     6               80                        Maíz          2a.

Luis García               20                        250             Maíz          2a.

Gonzalo Yánez (menor) 10     120                           Maíz         1a.

Jerónimo de Molina 90           90                             Maíz         1a.

Pedro Valderrama    8             90                            Maíz         2a.

Juan Lorenzo           4             50                            Maíz

Juan Martín de Albercón 10  120                            Maíz        2a.

Luis de Rincón     12                150                         Maíz        2a.

Alonso López de Lanchero 5  70                             Maíz        1a.


* Fuente: Miranda Vásquez, Trinidad. La Gobernación de Santa Marta (1570 - 1670). Escuela de Estudios Hispanoamericanos. Sevilla, 1976. Citado por J. Meléndez S.

FRANCISCO FERNÁNDEZ DE CONTRERAS

Con base en la biografía que sobre el fundador de Ocaña escribiera Luis Eduardo Páez Courvel (Cf. Rev. Hacaritama Nos. 116, 119, 122, 123, 125, 126, 127 y 128), Fernández "debió nacer en los años comprendidos entre 1524 y 1529, si tenemos en cuenta su propia declaración, en la pesquisa secreta instaurada contra don Pedro de Orsúa, en cuyo testimonio declara el Fundador tener veinticuatro años de edad". Los documentos que reposan en el Archivo General de la Nación, A.G.N., demuestran que el apellido del conquistador era Hernández y no Fernández. Al respecto, Páez Courvel recuerda cómo este tipo de confusiones se presentaba con frecuencia, debido a los caprichos de los amanuenses de la época. El segundo apellido, "de Contreras", no aparece tampoco en los documentos de los archivos históricos, y solo lo hallamos en las "Genealogías del Nuevo Reino de Granada", de Juan Flórez de Ocáriz. Era nuestro personaje, oriundo de Pedroche, jurisdicción de Córdoba, en Extremadura. Su llegada a América, debió ocurrir entre 1536 y 1542; la documentación relativa a su periplo conquistador, nos indica que Francisco Fernández llegó primero a Santa Marta, pasó luego a Cartagena y después a Mompox, donde sirvió bajó las órdenes del Capitán Luis de Manjarrés, en la pacificación de los Cegua. En esta región permaneció por cerca de tres años. En 1544, las gobernaciones de Cartagena, Santa Marta, Río San Juan y Popayán, quedaron bajo las órdenes del Licenciado Miguel Díez de Armendáriz, quien pasó al Nuevo Reino hacia 1547. Don Pedro de Orsúa, pariente de Armendáriz, ya había sido enviado a Santafe en mayo de 1545. Con la expedición conquistadora, Fernández de Contreras llega a Vélez y allí se le ordena marchar con Orsúa hacia el Reino del Perú, "en socorro del Licenciado Gasca contra Gonzalo Pizarro". El mismo clérigo Gasca ordena a Orsúa no pasar de Tocaima por considerar que no era necesario. Francisco Fernández, ya bajo las órdenes de Orsúa, toma parte activa en varias expediciones punitivas contra las tribus de la región de Vélez. Conquistados los Guane y derrotado el Cacique Chanchón, Orsúa se dirige a la zona de Pore en busca de un desembarcadero para el Nuevo Reino. Para 1550, Francisco Fernández se encuentra avecindado en Tunja y dice tener para esta época, 24 años, según sus propias declaraciones. Su participación como soldado expedicionario, ha sido valiente y osada, como consta en los testimonios que se incluyen en la Probanza levantada en 1572. Fue, incluso, herido por los aguerridos indígenas y estuvo a punto de fallecer.

En 1549, el gobernador Armendáriz "había concedido licencia a don Pedro de Orsúa, su sobrino, para la jornada de Cavoca y el Magdalena"; modificada la orden del gobernador. Orsúa juntó 47 soldados y salió tras las huellas de don Ortún Velasco, encontrándose los dos conquistadores en el valle del Zulia. Orsúa traía ya órdenes del gobernador para "poblar un pueblo en Sierras Nevadas". Y el 1 de noviembre de 1549, se produce la fundación de la ciudad de Pamplona, de la cual tomó parte don Francisco Fernández de Contreras, como también se demuestra en la Probanza de sus servicios y otros documentos y listados que se encuentran en los archivos históricos.

Como premio a sus servicios en la fundación de Pamplona, Fernández recibió las encomiendas de Venumare, Beluca Lechila y Camia. Casó en Pamplona con doña Isabel de Rojas. El 20 de junio de 1565, el Cabildo de Pamplona designa a Fernández como Teniente de Corregidor de esta ciudad, por don Lope de Orozco quien era para esta fecha Teniente de Gobernador y Capitán General, Corregidor de Tunja, Vélez y Pamplona. Hacia finales de 1565 o comienzos de 1566, Francisco Fernández recibe órdenes de la Real Audiencia para marchar hacia la frontera con Venezuela y contener a quienes pretendían salir de allí y poblar territorios de la jurisdicción del Nuevo Reino, expediciones éstas que estaban expresamente prohibidas por Real Cédula de Felipe II. En esta primera incursión, Francisco Fernández llega hasta Valledupar con 73 soldados, encontrando terrenos adecuados para establecer un puerto sobre el río Magdalena y fundar también una ciudad en territorio de los Carates. Pamplona requería con urgencia de esta vía, puesto que sus únicas vías se limitaban a las provincias de Maracaibo, por el oriente, y las salidas hacia el Magdalena por Tunja y Santafé. Sin embargo, el conquistador no pudo consolidar sus empeños puesto que carecía de la debida autorización para ello. En 1567, el Cabildo de Pamplona faculta "al dho. Capitán Franco. Hernández bolbiese a la dha. probincia de los carates a descubrir minas y pasificar siertos naturales e a otras cosas que conbenian a la dha. ciud. y el dho. Capitan Franco. Fernandez hiso a su costa e mincion treynta e quatro hombres, e bolbio a la dha. probincia de los Carates..." En esta segunda expedición, que "debió durar de 1568 a 1569", Fernández funda el puerto de Chingalé y, de acuerdo a la investigación realizada por Páez Courvel, debe tenerse como la etapa de la prefundación.

Francisco Fernández comienza su peregrinar por Santafé, Pamplona y Santa Marta, buscando la autorización oficial para fundar una ciudad, hasta que logra obtenerla a mediados de 1570. Con base en los documentos oficiales conocidos hasta ahora, la ciudad se funda el 14 de diciembre de 1570. Francisco Fernández obtiene entonces el título de Teniente de Gobernador, Capitán General y Justicia Mayor de la villa naciente.

Sobre la vida del fundador de Ocaña, en los años subsiguientes a la fundación, poco se conoce. El año de su fallecimiento puede haber sido el de 1580, como bien lo deduce el académico Aurelio Carvajalino Cabrales (cf. Francisco Fernández de Contreras y sus tiempos, B.A.O. Vol. 16, 1979, p. 137).

El testamento del Capitán Francisco Fernández, que reposa en la ciudad de Tunja, nos indica que tuvo 9 hijos con doña Isabel Rojas, que fueron:

"…con Ysabel de Rojas

y ahora my ligitima mujer y a la que nos casamos

e velamos veynte e dos años hace poco mas o menos e

durante el dicho nuestro matrimonio hemos avydo

e procreado por nuestros hijos legitimos e de

legitimo matrimonio nueve hijos e hijas

que los varones se llaman Lorenzo Hernandez y Francisco

Hernandez y Pedro Hernandez y Ana de Rojas y Maria

Hernandez y Juan Hernandez y Ysabell de Rojas y Juana

de Rojas y Francisca que todos son nueve hijos

e hijas y estan vivos al presente y estan con

la dicha su madre en la dicha ciudad de panplona…"

Lorenzo Hernandez

Francisco Hernández

Pedro Hernández

Ana de Rojas

María Hernández

Juan Hernández

Isabel de Rojas

Juana de Rojas

Francisca

Sobre la genealogía y biografía del fundador de Ocaña, existen interesantes ensayos históricos escritos por Jorge Pacheco Quintero (cf. Rev. Hacaritama No.58, 1939), Luis Eduardo Pacheco (cf. Hacaritama No. 40, 1940) y Luis Eduardo Páez Courvel (Ensayos críticos, Vol. II, Antares, 1952, p. 86; Biografía del Capitán don Francisco Fernández de Contreras. En Rev. Hacaritama Nos. 116 y ss). Igualmente, el académico Aurelio Carvajalino Cabrales publicó en la Biblioteca de Autores Ocañeros, Vol. 16, Antología Histórica, el ensayo titulado "Francisco Fernández de Contreras y sus tiempos".

En 2007, la señora Martha Pacheco de Páez visitó la ciudad de Tunja rastreando el testamento de Francisco Fernández de Contreras y de Antón García de Bonilla, con base en los apuntes de Luís Eduardo Páez Courvel. Los documentos, en efecto fueron hallados en los archivos de esta ciudad y la trascripción del testamento de Fernández fue hecha por el paleógrafo Manuel Alejandro Aguirre Gómez.

La trascripción del documento, cuya grafía original conservamos, fechado en Tunja en 1579, es la siguiente:

TRANSCRIPCIÓN DEL

TESTAMENTO DE FRANCISCO HERNANADEZ. 1579

Folio 246v

Testamento de Francisco Hernandez

Ymde ynomyne Amen sepan quan dicha

esta carta de testamento se toma y postra

me aviendolo vieren como yo el capitan Francisco Hernandez vecino

que soy de la ciudad de Pamplona estante al

presente en esta ciudad de Tunja del nuevo reyno

de granada delas yndias en la que soy de villa pe

dro y tierra morena en los reynos deespaña

e hijo ligitimo de Pedro Hernandez de erreño y Catalina

Sanchez su mujer quel dicho mi padre a muchos

dias que fallecido y la dicha mi madre a muchos

dias que a de ser viuda y no de ser fallecida

estando como estoy enfermo de la enferme

dad que dios nuestro señor fue servido es de escudar

y en dicho mi buen juicio y entendimiento natural

creyendo como creo en la santisima trinidad

padre e hijo y espiritu santo que son tres

personas y un solo dios y en todo a

quello que es y tiene la santa madre yglesia

de roma y tenyendome de la muerte ques

cosa natural y a toda criatura biviente y tenyendome

de la muerte que es costumbre y a toda criatura biviente deseando poner

my anyma en caveca de salvacion e tomando como tomo por

my abogado e yntercesora a la bien aventurada nuestra madre de

dios señora nuestra pa que ella por quien es me sea yntercesora e

abogada delante de su hijo por el que dicho para que me perdone mis cul

pas y pecados y lleve my anyma a su gloria hago e ordeno

este my testamento de forma siguiente

Primeramente encomiendo y mando my alma

a dios nuestro señor que la crio en el dicho puso

y es a dicha sangre y el cuerpo a la tierra de don

de fue fecho y firmado

Ytenyendo que si dios nuestro señor fuere ser

vido de me llevar desta presente vida my cuerpo

sea enterrado en el avydo del señor San Francisco

y en el dicho convento y monasterio

Folio 247r

mando este depositado hasta tanto

que se pueda llevar y lleve mys guesos

a la ciudad de Pamplona donde soy vecino

se entierre una sepultura que tengo en la

iglesia mayor de la dicha ciudad

Yten mando que el dia de my fallecimiento

si fuere ora sacrificandose sino otro dios que

se me diga una mysa cantada de cuerpo presente

un diacono y sus diaconos y con su vigilia

y las ofrendas de pan y vino y echa sea

la eleccion de mys albaceas

Yten mando que el dia de my fallecymyento

me acompañen todos los clerigos y halla

dotes de la orden del señor San Francisco que

oviere aquel dia en esta ciudad los quales

aquel dia cada uno dellos digan su misa

rezada y hagan un sal responsoso

sobre my sepultura y se pague de mys

bienes la limosna acostumbrada

Yten de mando que yo soy cofradia de co

fradia de nuestra señora del rosario queste

fundada en la ciudad de Panplona a la

qual dicha cofradia que esta fundada en esta

dicha ciudad pido y ruego me acompañe

el dia de my enterramiento a quien mande de

limosna quatro pesos de oro

Yten mando que selija y diga my novenario

de mysas luego como falleciere según

e de la manera que a mys albaceas les pa

reciere y se pague la limosna acostum

brada

Yten mando que se me diga en la uncion de su

Santo Domyngo en el asta mayor del dicho

Folio 247v

monasterio una mysa rezada pagozar

delas y diligencias que son concedidas

y se pague lo ques acostumbrado

Yten mando a la ermandad por cosas acos

tumbradas dos pesos de oro con los quales los

aparto de mys bienes

Yten desando que yo soy casado y velado

según orden de la santa madre Yglesia en la

ciudad de Panplona con Ysabel de Rojas

y ahora my ligitima mujer y a la que nos casamos

e velamos veynte e dos años hace poco mas o menos e

durante el dicho nuestro matrimonio hemos avydo

e procreado por nuestros hijos legitimos e de

legitimo matrimonio nueve hijos e hijas

que los varones se llaman Lorenzo Hernandez y Francisco

Hernandez y Pedro Hernandez y Ana de Rojas y Maria

Hernandez y Juan Hernandez y Ysabell de Rojas y Juana

de Rojas y Francisca que todos son nueve hijos

e hijas y estan vivos al presente y estan con

la dicha su madre en la dicha ciudad de panplona

e cuando me case con la dicha my mujer no re

cebi con ella dote alguno mas que despues

que nos casamos le hize provision de dote

ante escribano publico de la ciudad de panplona

que a lo que me quiero acudar sal de dos

myl ducados a la qual me refiero es my

voluntad que a tenydo que no tenemos bienes y a

ranceles y tenemos muchos hijos ques e ce

den a la dicha my mujer los dichos dos myl e

ducados y ruego y encargo y mando al dicho

Lorenzo Hernandez my hijo mayor que se los de ala dicha

su madre para con que se sustente e asi mysmo

ruego y encargo a Francisco Hernandez vecino

de Ocaña mi hijo y con voluntad tengan guarda la dicha

Yten digo y declaro que yo soy encomendero

De la ciudad de panplona de los pueblos e

Folio 248r

Repartimientos de indios y son llamados "centimali" o "antumali" e

"Cutubay"o "antubay" y racho biya y ahora los ten

go por encomienda treynta años poco mas o

menos e por descargo de my concyencia

e paque les ser encargo de alguna cosa

y si por falta de dotrinas como de otras

cosas y travajos mando a mys hijos y Alba

ceas que tengan en los pocos repartimientos

un año de dotrina los ocho meses dellos

en "centimil" la qual dicha dotrina tengan

luego como este dicho mi testamento llegare a la

ciudad de panplona y asi lo ruego y en

cargo a mys hijos y a la dicha my mujer

Yten mando que todos los yndios e Yndias

ladinos de my servicio questen en my casa

a cada uno dellos se les de a cada uno de

tres a dos mantas de algodon como a my Al

ba Leal les pareciere pido que ruege

a dios pedir anyma

Yten mando que se de a los Yndios labradores

A cada uno dellos una manta de algodon

Por algunas cosas que les sere a cargo

Yten mando que yo debo en la ciudad

de panplona a mercaderes e otras personas

hostenta cantidad de seys cientos pesos

de oro y por la razon que pareciera

para costumbres e otros recaudos

que dello ay y prueba que mando

que todo ello se pague

Yten mando que si alguna persona vyniere

y manda que le devo hasta cantidad

de dos pesos como sea persona de credo

mando se les pague sin otro convenga my declaracion

Folio 248

Yten declaro que se den de

mys bienes a Diego Yndio ladino que al presente

me sirve dos cavecas de yeguas que sean

buenas pido que ruege a dios pedir anyma

Yten a otro yndio que asi mysmo esta con

migo llamado Sebas dos mantas de al

godon

Yten declaro que tengo en la ciudad de pan

plona los bienes siguientes

Primeramente las casas principales de my mo

rada que son de teja trapiada

Yten todos los bienes muebles que se halla

Ren e uvieren en la dicha casa y la dicha Ysabel

De Rojas my mujer digiere que ay

Yten tengo trs o quatro guertas questan

En la dicha ciudad de "panelevan" o "pancevan"

Yten seys cientas cavecas de ganado

vacuno chicas y grandes machos y hem

bras poco mas o menos una estancia mya a

las espaldas de "centimali"

Yten quinientas cavecas de puercos

E ovejas junto a panplona

Yten declaro que tengo en la ciudad de

Ocaña que yo poble cinquenta o sesenta

Cavecas de yeguas e otras tantas ca

vecas de vacas e otras tantas de ovejas

poco mas o menos otros tantos de

puercos que todo ello esta en poder de

Francisco Hernandez mi hijo ligitimo es como de los

predios que a my se me dieron por aver poblado

la dicha ciudad

Folio 249r

Y en esta en la dicha ciudad de Ocaña

en poder del dicho mi hijo Francisco Hernandez una

hama de mulas y machos con sus apa

rejos que eran hasta doze cavecas

Yten declaro que tengo en la dicha ciudad de

Ocaña llevo quatro pares de casas

Y de solares y estancias y sitios de te

jares como pareciera pocos tantos

dello y a que me refiero

Yten declaro que tengo otra hama de

cavallos en la dicha ciudad de panplona

que son doze cavallos

Yten declaro qye en esta ciudad tengo dos

bienes siguientes

vdeclaro que me deve Gutierres de Cardenas

que al presente es clerigo diacono cien pesos de veinte

y un gramos con hartas costas que pase lasto

y pague Abraham Gomez como haya de

mando que se cobren del

Yten declaro que debe Rodrigo de Cardenas

Amezquita que fue de la dicha ciudad treynta

e seys pesos de veite yun gramos que se de pagar

a su majestad por una tasa y esta dada provision

para que los pague a Diego de Oranca

que de vuestra merced mando se cobren

Yten declaro que mas conviene de tomar

cobro por myl onze pesos de veinte pesos o lo que

pareciere por confision que tiene

hecha ante su señoria antemano mando se co

bren del

Yten declaro que un Fernando Madero questa

En este reyno me deve cinquenta pesos

Folio 249v

por un vale el qual dicho vale lo

di y entregue aun Pineda y a uno de Alvaro Lopez

vecino de Ocaña para que lo huse y hasta

agora no he visto del dicho Pineda cobro

la dicha deuda y no he tenido pagado se

cobren del

Yten declaro que le di al dicho Pineda

otros papeles e recaudos para que

cobrase por mi de Sebastian Janga e Juan Andres

Matamoros e otras personas mando que

se le tome quenta al suso dicho y los cobren

del o de los que los devieren

Yten declaro que tengo en esta ciudad

tres cavallos los dos con empalmas y el

otro de cavalleria de ungado y una mer

consi silla y freno y es un cavallo des

tos tres es de Diego Yindio de mi servicio

Yten declaro que tengo en ceniza un ca

valeo de los de suso declarados

Yten declaro que tengo un cofre dentro

del cientos papeles y escrituras e otros

recaudos

Iten declaro que llevo una encomienda de unos yndios

piracoca para mi hijo Juan Hernandez que el señor presidente

deste reyno me hizo merced mando a la dicha

my mujer haga dello como por se entiende

Yten declaro que tengo un vestido negro

saco e capa y calcas e una espada e

una gorra de terciopelo y un cubierto de plata

e harta ropa blanca

e para cumplir e pagar es dicho mi tes

tamento y los mandos por la causas en ella

contenydas dello por mi Alba Leal e tes

tamentos en esta dicha ciudad a Juan Velasco

de Montalvo vecino desta dicha ciudad en cuya

Folio 250r

posada estoy y en la dicha ciudad de Pan

plona a la dicha Ysabel de Rojas my ligitima

mujer a cada uno in sociedad a los quales

y a cada uno dellos doy poder cumplido

qual le dare yo en tal caso se requiere

para que entren y tomen de mys

bienes y los vendan o rematen en publica

alborada y fuera deste con lo procedido

se cuplan y paguen este dicho my testa

mento y todo lo que quedo que asi como se

es dicho lo hizieren por my se le depare

dios quien por el lo haya querido menester

lo hayan

e cumplido e pagado este my dicho testamento

y las mandad pias causas e legados en el

contenydos digo e nombro por mis le

gitomos y universales e herederos a los

dichos mys hijos e hijas de suso nombrados

y de la dicha Ysabel de Rojas my ligitima

mujer que son Lorenzo Hernandez y Francisco Hernandez

y Pedro Hernandez

y Ana de Rojas y Maria de Rojas e Juan Hernandez

e Ysabel Hernandez de Rojas e Juana de Rojas

y Francisca que todos son nueve hijos e hijas

para que entren y tomen de bienes

derechos y acciones mantas y o turbantes que

me perteneciere y lo gozen y partan

hamablemente tanto el uno como

el otro con la condicion de dios

y la mya a los quales mando rueguen a

dios por my anyma

e pues dicho mi testamento reboso

al yamado e doy por mysmos e de

ningun valor y fe siendo todos e quales

en el testamento o testamentos y cobicilio

Folio 250v

O codicilio que haya fecho e o cuidado

antes deste o de palabra o por escrito

o pa poder en los quales quiero que no

valgan ni hayan ni hagan fe en justa falta

de salud este que agena al presente hago e

tengo que quiero que valga por my tes

tamento cobicilio o por escritura publica

o en aquella via que me a de derecho lu

gar aya en firmeza de lo qual lo e

que según dicho el ante Francisco Acuña

escrivano de su majestad publico y del nuestro reyno desta

dicha ciudad en todo de suso contenydo questan

fechos dejada en la dicha ciudad de Tunja

estando en las casas de la morada del dicho

Juan Velasco a quatro dias del mes de a

gosto de myl e quinientos y setenta

e nueve años siendo presentes por todo Juan Este

van e Graviel Suarez de Ayllon e

Pedro Lopez de Monte agudo vecino vecinos en esta

dicha ciudad y el dicho siguiente que yo el presente es

crivano doy que conozco lo firmo consta

regido de conforme

Fecho ante mi

Juan Velasco Francisco Hernandez Francisco Acuña

ANTÓN GARCÍA DE BONILLA (El viejo, o el Conquistador)

La historia de don Antón García de Bonilla, ha sido tema favorito de los historiadores ocañeros, como quiera que el personaje aparece vinculado no solo a la fundación de Ocaña, sino al establecimiento del primer colegio en esta ciudad y al poblamiento de Río de Oro, amén de su exaltación legendaria por obra y gracia de la tradición popular.

El primer historiador en interesarse por este personaje, es el doctor Alejo Amaya, en su obra Los genitores, en la cual menciona al Antón García de Bonilla fundador de Ocaña y a su hijo, del mismo nombre, en cuya defensa sale por considerar que la leyenda popular no le hace justicia. Más adelante, hacia la década de 1940, Luis Eduardo Páez Courvel comienza a rastrear a los Antones y descubre en el Archivo Nacional el auto sobre la testamentaria de Antón García de Bonilla, de fecha 12 de marzo de 1684, así como el de aprehensión, que constata la muerte del encomendero el 31 de mayo de 1696.

En 1962, el historiador jesuita Juan Manuel Pacheco publica el tomo 2 de Los jesuitas en Colombia, donde hace una completa reseña del primer colegio de jesuitas en Ocaña, auspiciado por Antón García de Bonilla. En 1989, el profesor Jorge Meléndez Sánchez, publica La tierra de don Antón. Estudio sobre Aguachica colonial, mencionando la existencia de por lo menos cuatro personajes con el nombre de Antón García de Bonilla.

Nuevos datos vienen a enriquecer la investigación sobre el encomendero, cuando en 2007, la señora Martha Pacheco encuentra en los archivos de Tunja el testamento de un Antón García de Bonilla, fechado en 1617.

1525. Posible fecha de su nacimiento (J. Meléndez)

1549. Figura en la lista de fundadores de Pamplona (Cf. Pabón Villamizar, Silvano. Historia del poblamiento y construcción del espacio hispánico en Pamplona. Nómina de fundadores y pobladores de Pamplona, encomenderos en 1559). P. 185.

1570. Figura en la lista de fundadores de Ocaña

1577. Aparece "asociado con Gaspar Barbosa, Leonardo de Acosta, Cristóbal de Malaver, Antonio García de Bonilla, Juan Muñoz Guerrero, Pedro Esteban Rangel, Juan de Pineda, Juan de Figueroa, Pedro Molinedo, Diego Durán y Juan Ramírez El Mozo, comprometiéndose por escritura pública otorgada ante el Notario en 1577, a poner un servicio inmediato un número suficiente de acémilas para el transporte de toda la carga que al nuevo puerto llegare", privilegio concedido a Francisco Fernández de Contreras por el Rey Felipe II. (Cf. Amaya, Alejo. Los genitores, p. 63).

1578. Aparece suscribiendo el Informe que el Cabildo de Ocaña envía al gobernador de Santa Marta, Lope de Orozco. "Los muy magníficos señores Antón García de Bonylla y P(edr)o Hestevan Rangel alcaldes hordinarios, hel muy mag(nifi)co señor Leonardo de Acosta alguazil mayor los muy magnificos señores Alonso Lopez y Juan de Valderrama y Antonio Muñoz de Corcuera rregidores".

1599. Figura como integrante del Cabildo de Ocaña.

1616. Era encomendero de "los pueblos de indios y caciques y quebradas siguientes: -los indios que llaman los Porqueros - y Pescadores - con más de cien casas de indios las más cercanas al valle de Búrbura, corriendo el río abajo de los carates - con los caciques del valle de Antón, que en lengua palenque se llaman Vite Yuaquija Manebati, con todas sus tierras y estancias" (A.G. N. Fondo Encomiendas T. 32, fls. 225 a 234, cit. J. Meléndez, La Tierra de don Antón, p.99).

Casado con doña Isabel Rodríguez

TESTAMENTO DE ANTON GARCIA

Se encuentra en la Notaria 2 de Tunja, folio 51 ss del Tomo 1, año de 1617. No se ha hecho aun la transcripción paleográfica de este documento, pero se infiere de sus primeras líneas que este Antón García es vecino de Tunja, hijo natural de otro Antón García y de "Catalina, india Ladina natural del pueblo de Paipa, difuntos…" Así mismo, que tiene un hijo natural que se llama Joan García. Sus testigos, son Francisco Cifuentes Monsalve y Francisco Fernández.

ANTÓN GARCÍA DE BONILLA

Hijo de Antón García de Bonilla e Isabel Rodríguez. Según el doctor Alejo Amaya, es el Antón de la leyenda ocañera.

ANTÓN GARCÍA DE BONILLA (El Mozo)

Casado con María Téllez Blanco, hija de Luis Téllez Blanco Girón.

Sobrinos: Antonio García Rayo y María Rayo.

1629. Figura como titular de encomienda por 2a. vida.

1640. Isidro Madero, apoderado de Antón García de Bonilla, presenta solicitud para que se prorrogue la encomienda por una vida más "para que suceda en ella uno de sus herederos" (Apuntes L.E. Páez Courvel). La posesión se dio el 1o. de diciembre de 1640.

Veamos las notas inéditas de Luis Eduardo Páez Courvel, con relación a este Antón García:

"Antón García de Bonilla

Encom.-Tomo 32- folios 225 a 240

"Isidro Madero, (apod. De A. G. de Bonilla hijos), vecino de la ciu. De Ocaña, aclara que su poderd. Posee en aquella jurisdicción la encom. De la Loma del Viento, en cuya sucesión entró "por fin y muerte del otro Antº G. de B, su padre, y habiendo llegado a a quella ciudad la noticia de la Real Ced. Facultativa para prorrogar nuevas vidas en las encomiendas" se propone la suya por una vida más, "para que suceda en ella uno de mis herederos. Aduce el apoderado los incontables méritos de los García de Bonilla y pide y suplica se le admita, a composición, etc.

"Esta solicitud fue presentada en Santafé en octubre

"La encomienda referida declaran los jueces oficiales de la Real Hacienda, tiene 7 indios útiles. Don Antón, el viejo, la poseía en última vida.

"El nuevo memorial, el propio don Antón pide sea admitida a indulto de composición en una vida más en otra encomienda y suplica se le reciba información de los indios útiles y de lo que puedan rentar anualmente. Esta solicitud fue presentada ante el Alcalde Ordinario de Ocaña, Bernardino Pérez, el año siguiente.

"Presentó por testigos para la otra información a Manuel González, Juan Guerrero, y Sebastián Muñoz Guerrero, todos vecinos de Ocaña, quienes dijeron que en la encomienda de la Loma del Viento solo había siete indios útiles y que la renta que de ellos percibía Antón García de Bonilla sería de unos cuarenta pesos de a ocho reales.

"Refieren los documentos contenidos en este expediente, que Antón García de Bonilla fue hijo legítimo del Capitán Antón García de Bonilla, el mayor de todos los hijos. Y que el otro García de Bonilla, el Viejo, había adquirido dicha encomienda por merced a él dada por el Gobernador Diego Fernández de Argote, título de fecha 11 de abril de 1616. Diósele a don Antón, fuera de la citada encomienda, y por los mismos títulos, y otros más antiguos, "Todos los pueblos de indios y caciques y quebradas siguientes: los indios que llaman Carates, del valle de la Loma el Viento; y los que llaman Los Porqueros; y el valle de Búrbura; y Auriama; y Pescadores, más de cien casas de indios cercanas al valle de Búrbura corriendo el rio debajo de los carates, con los caciques del valle de Antón que en lengua Palanque llaman Vite yuaqueya y Manibati con todas sus tierras estacias y labranzas con todo se contenía en el título".

"En vista de que don Antón, el joven, llenó a cabalidad los requisitos y exigencias legales, se le concedió la merced de la encomienda de la Loma del Viento, "según lo tuvo y poseyó el otro vuestro padre y se contiene comprenden el otro título que le dio el otro gobernador don Diego de Argote".

Esta merced fue dada en Santa Marta el 7 de septiembre de 1640.

"Eran alcaldes ordinarios en 1640, don Pedro de Mora de Estrada, Teniente de Tesorero, Juan de Quiróz del Barco, Escriano, Sebastián Suárez.

"La posesión se le dio el 1 de diciembre de 1640"

"Los indígenas de la encomienda eran llamados Palenques". (Hasta aquí, la transcripción de las notas de Páez Courvel).

1675. Antón García abre la suscripción para la compra de un colegio de jesuitas. Donó las haciendas de Buturama (jurisdicción de Ocaña) y La Honda (jurisdicción de Mompós), "con sus cacaos y cañas, más algunas casas en el marco urbano" (J. Meléndez).

Encomiendas: Loma del Viento o de Los Carates (Loma de González).

Contribuyó al poblamiento de Río de Oro (Cesar)

Hermanas: Juana Bonilla, casada con Juan Carrascal Casquete en 1653

Isabel Bonilla, casada con Luis Téllez Blanco en 1637

1681. Antón García aparece a la cabeza de los notables ocañeros para iniciar la suscripción del colegio de Ocaña.

Según los datos, vivió en Mompós, Aguachica (hacienda de San Roque) y Ocaña (posiblemente, sus propiedades urbanas fueran el actual Museo Antón García de Bonilla y la casona localizada en la esquina de la antigua Droguería La Abundancia, de propiedad de la familia Jácome, donde llegó el Pacificador don Pablo Morillo).

Se le atribuye también la propiedad de la hacienda "Manitas", en las cercanías al puente sobre el río Tejo, antes de iniciar el camino tradicional hacia el santuario de la Torcoroma.

El 12 de marzo de 1684 fue otorgado su testamento, cuyos principales apartes y notas corresponden a los apuntes inéditos de Páez Courvel, tomados del Archivo Nacional, Fondo Encomiendas, Tomo 32, folios 225 a 240 (la foliatura y el tomo respectivo pueden haberse modificado a la fecha, dados los procesos de clasificación del actual Archivo General de la Nación):

"In Dei nomine amen. Notorio sea a todos los que la presente contra de testamento vieren, como yo el cap Antón García de Bonilla, vez. encomendero y alc. Mayor Provincial de la Santa Hermandad de la ciudad de Ocaña, estando sano del cuerpo y en mi entero juicio, memoria y entendimiento natural, cual súbdito de S. M. a todo servicio de mi dar, etc., etc.

"Primeramente, encomiendo mi alma a Dios Nro. Señor que la crió y redimió con el precio infinito de su sangre, yel cuerpo a la tierra de que fue formado.

"Item, es mi voluntad que cuando la de Nuestro Señor fuere cumplida de llevarme desta presente vida a la otra mi cuerpo sea sepultado siendo en este sitio de San Roque de Aguachica, en su iglesia para bien de depósito y pasado el tiempo conveniente se trasladen mis huesos en la Santa Iglesia provincial de la ciudad de Ocaña donde soy feligrés y tengo sepultura propia en la dicha catedral, junto al altar de Ntra. Señora del Rosario"- ordena, se le vista con el hábito de San Francisco.

"Item- agrega- se me ha de enterrar con cruz alta, cura y sacristán y se digan nueve misas cantadas y otra misa cantada, de cuerpo presente el dia de mi entierro.

Dela para los santos lugares de jerusalem 20 patacones de limosna.

"Item declaro que fui casado y velado según orden de nuestra Santa Madre Iglesia con Doña María Téllez Blanco y durante nuestro matrimonio no tuvimos hijos algunos. Declaro para el descanso de mi conciencia.

"Declara por bienes suyos la hacienda de San Roque de Aguachica, con arboledas de cacao, cañaverales, esclavos, mulatos negros, hembras y varones, chicos y grandes.

"Y el ganado vacuno, yeguas y caballos que tengo en el hato fundado inmediato a esta hacienda de San Roque y una yeguera en dicho tiempo con tres burros…

"Y mulas y caballos, potros, etc.

"Nombra heredero de sus bienes al licenciado Antonio García Rayo de Bonilla, su sobrino.

"El testamento fue otorgado a 12 de marzo de 1684".

Apartes del Auto de Aprehensión:

"En el sitio de San Roque de Aguachica, jurisdicción de la ciudad de Ocaña, en treinta y uno de mayo de mil seiscientos y noventa y seis años, el Cap. Juan de Oxcias, Alcalde Ord. De dha. Ciudad dixo que por cuanto se le ha dado noticia que oy en este dia pasó de esta presente vida a la eterna el Cap. Antón García de Bonilla, Alcalde provincial de la Santa Hermandad de dha. Ciudad en este dho. Sitio por lo que pueda importar a la buena administración de justicias formales y aprehensión conocimiento en dha. causa para proceder en lo que hubiere lugar en derecho y se proceda a las diligencias…"

1696. Tuvo lugar su fallecimiento en San Roque de Aguachica, el 31 de mayo.

El historiador Jorge Meléndez señala que, según Carmen Emiro Álvarez, quien fuera Notario de Ocaña, existe un Antón García de Bonilla, casado con doña María Guerrero, pero no se fundamenta esta aseveración en dato documental alguno.

Con base, pues, en las obras de Alejo Amaya, Luis Eduardo Páez Courvel y Jorge Meléndez Sánchez, puede inferirse la existencia de por lo menos cuatro Antones, tres de ellos debidamente documentados, así:

ANTÓN GARCÍA DE BONILLA (El Conquistador). Participó en las fundaciones de Pamplona (1549) y Ocaña (1570). Casado con Isabel Rodríguez, padres de Francisca Bonilla. Ocupó los cargos de Alcalde Ordinario y Regidor Perpetuo

ANTÓN GARCÍA DE BONILLA. Hijo de Antón García de Bonilla y "Catalina india ladina", oriunda de Paipa. Testó en 1617 en Tunja y afirma que tiene un hijo natural llamado Joan García.

ANTÓN GARCÍA DE BONILLA. Sin información documental cierta.

ANTÓN GARCÍA DE BONILLA. Casado con María Téllez Blanco, sin descendencia; figura como Alcalde Mayor Provincial de la Santa Hermandad. Otorgó testamento el 12 de marzo de 1684, dejando sus bienes a su sobrino Licenciado Antonio García Rayo. Falleció en San Roque de Aguachica en 31 de mayo de 1696. De acuerdo a las fechas en que se abre la suscripción para el colegio de Ocaña (1681), que debían regentar los jesuitas, este mismo Antón es quien dona los terrenos para tal fin.

BIBLIOGRAFÍA GENERAL

MARCIALES, Miguel. Geografía Histórica y Económica del Norte de Santander. Publicaciones de la Contraloría Departamental, Cúcuta, 1940.
PÁEZ COURVEL, Luis E., La Fundación de Ocaña, En Historia de la ciudad de Ocaña, Vol. 5, Biblioteca de Autores Ocañeros).
PÁEZ COURVEL, Luis Eduardo. Los fundadores de Pamplona, en Rev. Hacaritama No.80, 1941

TOVAR PINZÓN, Hermes. Relaciones y visitas a los Andes, Siglo XVI. Tomo II Región del Caribe. Colcultura - Instituto Colombiano de Cultura Hispánica. OP Gráficas, Bogotá.

LA CIUDAD BUENA, ACOGEDORA, AMABLE Y SEÑORIAL... ATACADA Y VILIPENDIADA, VIOLENTADA. ES TU TIERRA. EL 14 DE DICIEMBRE, AL MENOS, ¡RECUÉRDALA CON CARIÑO!

Panorámica del Centro Histórico de Ocaña
Foto archivo Carlos Jorge Vega


CARVAJALINO CABRALES, Aurelio. Francisco Fernández de Contreras y sus tiempos. Antología Histórica, Biblioteca de Autores Ocañeros Vol. 16, 1979).


domingo, 20 de noviembre de 2011

ARMONIA TRES: ORGULLO DE LA REGIÓN

Una vez más, el Grupo de música folclórica andina "Armonía Tres",  obtiene reconocimientos por su trabajo en un certamen nacional.



Durante el Festival Nacional de Duetos "Hermanos Martínez", celebrado en la ciudad de Floridablanca (Santander), entre el 11 y el 13 de noviembre, la agrupación ocañera obtuvo reconocimiento por la mejor obra inédita "Ellos son para siempre", de Darío Enrique Ospina Bonett, interpretado por el dueto "So`Lindas", de Ocaña.

Muchos han sido los premios y reconocimientos que ha logrado Armonía Tres" durante su relativamente corta trayectoria artística. Crisanto Rangel, Darío Ospina y Henry Rincón, quienes iniciaron la agrupación, son compositores e intérpretes serios, profesionales y constantes, que han entendido que nuestro folclor andino es, como toda manifestación musical, dinamico y, que sin caer en las ociosas y estrafalarias adiciones instrumentales, debe ajustarse a los cambiantes tiempos sin perder su esencia original.

Rosita Rangel Ascanio y Laura Rangel,
Plazuela de la Gran Convención. Ocaña.

Rosita Rangel Ascanio y Laura Rangel, hija de Crisanti, cuyas hermosas voces se integraron al grupo, representan el ingrediente femenino de "Armonía Tres", dándole a la agrupación la suave tesitura de nuestra vieja y romántica Ocaña.

En las más recientes presentaciones públicas que hemos tenido la ocasión de escuchar, ha intervenido exitosamente el violinista Yefrey Damian, quien acaba de dar a conocer una interesante producción discográfica con temas variados.


Nos refresca el alma saber que el folclor andino en la región de Ocaña sigue cultivándose y divulgándose entre los jóvenes talentos. Esa es la forma de luchar por la identidad de la comarca. Vayan, pues, nuevamente, nuestras felicitaciones para todos y cada uno de los integrantes de ARMONÍA TRES.

Carátula del CD recientemente divulgado,
de Yefrey Damian