jueves, 30 de abril de 2009

PRIMER CENTENARIO DE CREACIÓN DE NORTE DE SANTANDER


UN APORTE HISTÓRICO PARA LA CELEBRACIÓN

Por Luis Eduardo Páez García

Presidente de la Academia de Historia de Ocaña

El 14 de julio de 2010, el Departamento Norte de Santander cumplirá 100 años de existencia como entidad territorial constituida legalmente mediante Ley 25 de 14 de julio de 1910.

Ha querido la Gobernación del Departamento, en cabeza del Dr. William Villamizar Laguado, y su Secretario de Cultura, Dr. Leonel Rodríguez Pinzón, aprovechar el suceso de esta Segunda Semana Cultural de la Gran Convención, para promover la conmemoración de la efeméride en la región y en todo el país, recordando los procesos de ordenamiento territorial que precedieron la aparición de nuestro Departamento en la geografía nacional, así como sus aportes al desarrollo del país.

Como muchos otros departamentos, Norte de Santander deviene de diferentes fragmentaciones y uniones de antiguos cantones, distritos parroquiales y provincias que involucran los hoy departamentos del Cesar, Bolívar, Norte de Santander y Santander.

La historiografía nortesantandereana nos remite, inicialmente, a la división el Virreinato de la Nueva Granada, al ordenamiento adoptado después de las guerras de Independencia y, finalmente, a la división final que se adoptó la Constitución de 1886, base fundamental de nuestro actual ordenamiento territorial.

Una síntesis de lo señalado anteriormente, es la siguiente:

CREACIÓN DEL DEPARTAMENTO NORTE DE SANTANDER

En 1810, el territorio del Virreinato de la Nueva Granada estaba constituido por las provincias de Santafé, Tunja, Popayán, Neiva, Chocó, Antioquia, Mariquita, Cartagena, Socorro, Casanare, Riohacha, Santa Marta y Pamplona. Los epicentros del poblamiento de la franja oriental estaban localizados en Pamplona y Ocaña, desde el siglo XVI. Ocurrida la Independencia, se mantuvo inicialmente este ordenamiento territorial, hasta la expedición de la Ley 8 de octubre de 1821 que creó la Gran Colombia con la antigua Capitanía de Venezuela y el antiguo Virreinato de la Nueva Granada.

Posteriormente, la ley del 25 de junio de 1824, ordena el territorio de la Gran Colombia en los departamentos de:

Orinoco, capital Cumaná.

Venezuela, capital Caracas

Apure, capital Barinas

Zulia, capital Maracaibo

Boyacá, capital Tunja, con las Provincias de Tunja, Casanare, Socorro, y Pamplona, con los cantones de Pamplona, San José, Rosario, Salazar, la Concepción, Málaga, Girón, Bucaramanga y Piedecuesta.

Cundinamarca, capital Bogotá

Magdalena, capital Cartagena, con las provincias de Cartagena, Santa Marta y Riohacha. Los cantones de Santa Marta eran: Santa Marta, Valledupar, Ocaña, Plato, Tamalameque, Valencia de Jesús.

Cauca, capital Popayán

Istmo, capital Panamá

Ecuador, capital Quito

Azuay, capital Cuenca

Guayaquil, capital Guataquil

Esta división se mantuvo, con la novedad de la creación de la provincia de Ocaña, mediante Ley 64 de 29 de mayo de 1849, hasta la creación del Estado Soberano de Santander en 1857.

Para 1853, el territorio de nuestro actual departamento se dividía en las Provincias de Ocaña, Santander y Pamplona. El nombre de Santander, aparece por primera vez en la Ley de 1850 que divide la provincia de Pamplona en tres provincias, que fueron:

Santander, capital San José, con los cantones de San José, Salzar y Rosario.

Pamplona, capital Pamplona, con los cantones de Pamplona, Málaga y Concepción.

Soto, capital Piedecuesta, con los cantones de Piedecuesta, Bucaramanga y Girón.

En 1857, después de una sangrienta lucha partidista, se suprime la Provincia de Ocaña y se agrega su territorio a Mompós.

La ley 13 de 1857, crea el Estado Federal de Santander con las provincias de Pamplona y Socorro. La Ley 15 de este mismo año, crea el Estado Federal del Magdalena, exceptuando de la Provincia de Mompós los distritos de Aspasica, Brotaré, Buenavista, Carmen, Convenciòn, La Cruz, Ocaña, La Palma, Pueblonuevo, San Antonio, San Calixto, San Pedro y Teorama, que pasan a integrar el Gran Santander. El cantón de Vélez pasó también a esta entidad territorial.

Ocaña comienza a denominarse Municipio, a partir de la expedición de la Ley de 25 de noviembre de 1857. El reconocimiento oficial del municipio de Ocaña, se hace por Ley santandereana de 23 de diciembre

La Constitución de 1886, crea un nuevo orden territorial y cambia la denominación de Estado por el de Departamento.

En 1904, el general Rafael Uribe Uribe presentó un proyecto de Ley ante el Congreso, por medio del cual se creaban los departamentos de Nariño, Chocó, Huila, Santander del Sur, Santander del Norte, “Sabanas (segregado del de Bolívar) con capital Barranquilla (hoy se llama Atlántico) y Arauca” (La dictadura de Reyes se apropia del Plan de División Territorial de Uribe Uribe. Otto Morales Benítez). Al hacer un balance de los aportes de Uribe Uribe a la conformación del actual ordenamiento territorial de Colombia, y las justificaciones que sostuvo en el Congreso, el escritor y académico Otto Morales Benítez, citando a Uribe Uribe, señala: Acerca de Santander del Norte, hay que tener en cuenta que “las más elementales exigencias de respeto a la topografía indican la conveniencia de separar la administración de las dos regiones de Santander entre las cuales se interpone el enorme espinazo de cordillera que desde Reclóniga va hasta Ocaña, comprendiendo los inmensos páramos de Siachoque, Trozas, Comagueta, Mogorontoque, Santurbán, Ramírez y otros”.

En 1908, se expide la Ley 1 de 5 de agosto creando el Departamento de Cúcuta, del cual hacían parte las provincias de Cúcuta, Ocaña (con Aspasica, Buenavista, La Cruz (Abrego), La Palma (Hacarí), San Calixto, San Pedro (Villacaro), Teorama y Ocaña) y El Carmen (con Aguachica, Convención, Gamarra, González, La Gloria y Río de Oro). Esta división territorial sirvió como base para empezar a buscar la creación de un nuevo Departamento, lo cual se inició en 1909, al desaparecer el Departamento de Cúcuta. Le correspondió al Emilio Ferrero, iniciar los estudios del caso. Pamplona, entonces, que no había sido incluida en el Departamento de Cúcuta, solicitó su anexión al nuevo Departamento, y Gamarra, Río de Oro y González pidieron su anexión a Bucaramanga. El 25 de mayo de 1910 Benjamín Herrera y Emilio Ferrero presentan el proyecto del nuevo departamento ante el Congreso y, al fin, el 14 de julio de 1910 se expide la Ley 25 creando el Departamento Norte de Santander, denominación que fue propuesta por los generales Guillermo Quintero Calderón y Gabriel Vargas Santos.

El 1 de mayo de 1910, la Gobernación del Departamento del Magdalena expide un decreto dividiendo el territorio departamental en cinco provincias, así: Provincia de Santa Marta, cabecera Santa Marta; Provincia de Padilla, con cabecera Río Hacha; Provincia de Valledupar, cabecera Valledupar; Provincia de El Banco, cabecera El Banco, y Provincia del Sur, cabecera Río de Oro, integrada por los Distritos de Loma de González, Aguachica, Gamarra, La Gloria y Río de Oro.

El historiador Jorge Meléndez, al analizar los sucesos posteriores a la creación del departamento Norte de Santander y los constantes brotes de separatismo, que aun gravitan sobre el alma colectiva de la Provincia de Ocaña, señala que “El 5 de septiembre de 1928, el periódico LA VOZ DE HACARÍ soltó la idea del Departamento de Ocaña. La idea de ser unidad independiente creaba expectativas de progreso al captar y controlar los aportes nacionales, departamentales y municipales. Era la reproducción del centralismo la que afinaba aquellas esperanzas. Se echaría mano de la provincia de Río de Oro y se reconstruiría la jurisdicción Colonial”. A partir, pues, de este año de 1928, se iniciaría un largo proceso de rebeldía contra el centralismo cucuteño, destacándose la solicitud de los habitantes de Ocaña, en 1939, para que su territorio se anexara a Bucaramanga. Durante la década de 1930 y luego en los años 40 y 50, se volvió a revivir el separatismo, cuyos pormenores se destacan en las obras de los historiadores Jorge Meléndez Sánchez y Mario Javier Pacheco García.

Uno de los aspectos negativos de los caóticos ordenamientos territoriales de la segunda mitad del siglo XIX y comienzos del XX, fue el no haber tenido en cuenta las primigenias divisiones políticas que englobaban áreas geográficas unidas por fuertes nexos socio culturales, históricos y económicos. Ello, por ejemplo, hizo que el Gran Santander y, en especial la Provincia de Ocaña, perdieran a Puerto Nacional, sobre el río Magdalena, y las poblaciones de Aguachica, Los Ángeles, Loma de González y Río de Oro, las cuales, adscritas primero al departamento del Magdalena y luego al Cesar, quedaron alejadas de su centro administrativo, tal y como le acontece a la actual provincia de Ocaña, con relación a la capital departamental. Si se hubiese mantenido incólume, el territorio obtenido por Francisco Fernández de Contreras en sus Capitulaciones, que comprendía una extensa área que limitaba al norte con Tamalameque, al sur con los cerros de Cáchira, al oriente con el Lago de Maracaibo y al occidente con el río Magdalena, otra suerte hubiésemos tenido como unidad territorial. Aún hoy, entrado ya el siglo XXI, padecemos los mismos problemas de desatención debido al centralismo cucuteño, como lo padecen las poblaciones del sur del Cesar con relación a Valladepuar. Sobre este particular, el ingeniero y académico Raúl Pacheco Ceballos insistió en diferentes ensayos e intervenciones, incluso ante la famosa Comisión de Ordenamiento Territorial dirigida por Orlando Fals Borda, que no tuvo resultados objetivos. En este mismo sentido, se ha pronunciado el profesor Jorge Meléndez Sánchez y Mario Javier Pacheco García, quien publicó una obra sobre el Departamento Caro.

Durante el proceso de Independencia, los municipios del actual departamento Norte de Santander aportaron sus esfuerzos e incluso la sangre de sus mejores hijos, para apoyar la causa de nuestros próceres, destacando al general Francisco de Paula Santander, organizador de la república y a los centenares de combatientes que participaron en la Campaña Admirable, la toma de Cúcuta y en otros sucesos militares que determinaron la independencia absoluta de la Corona española.

LA CELEBRACIÓN DEL CINCUENTENARIO

Para destacar los primeros 50 años de vida jurídica del Departamento Norte de Santander, el Presidente de la República, Dr. Alberto Lleras Camargo expidió el Decreto Nº 1648 de 13 de julio de 1960, cuyo artículo único rezaba:

“El Gobierno Nacional hace público su sentimiento de patriótica complacencia por el Cincuentenario de la fundación del Departamento Norte de Santander, y exalta ante los colombianos el ejemplo de sus habitantes, que desde posiciones destacadas han dado lustre a la República y han vinculado su esfuerzo a la formación y crecimiento de sus comarcas”.

Por su parte, la H. Asamblea de 1960, expidió la Ordenanza Nº44 de este año en la cual se decretaba que:

La Asamblea del Norte de Santander reconoce los invaluables servicios que le prestaron los creadores del Departamento y los Diputados que en 1911 iniciaron la organización de todos los ramos de la Administración Pública, así como los que prestó su primer gobernador, doctor Víctor Julio Cote Bautista”.

Como lo registra minuciosamente el historiador Guillermo Solano Benítez, los festejos cincuentenarios incluyeron una amplia programación, así:

“CONCIERTO DE LA BANDA NACIONAL. Fue dado en Cúcuta el 6 de julio de 1960 por su director el maestro José Rozo Contreras con la colaboración de la Escuela de Música de Cúcuta y de la pianista cucuteña Aura Moncada. Fue dado este concierto en el Teatro Zulima con la asistencia del señor Gobernhador nombrado doctor Carlos Vera Villamizar, del nuevo Gobernador nombrado doctor Miguel García Herreros, el Obispo de Cúcuta Monseñor Pablo Correa León y otras altas personalidades. El discurso de apertura lo pronunció a nombre del Gobierno Nacional el doctor Andrés Pardo Tovar.

“HOMENAJE A LOS DIPUTADOS SOBREVIVIENTES DE LA ASAMBLEA DE 1911”. Se hicieron presentes los señores don Luciano Jaramillo y don Januario Sarmiento. Intervino en el acto que se cumplió en el Teatro Zulima, el historiador Luis Eduardo Romero.

“IZADA DE LA BANDERA NACIONAL”. Ordenada por el Alcalde de Cúcuta José Rafael Rincón Cabrales durante los días 15 al 24 de julio de 1960, en todos los hogares de Cúcuta.

“VIII FERIA EXPOSICIÓN AGROPECUARIA DE CÚCUTA”. Desde el 16 de julio, con asistencia de ganaderos de Venezuela.

“INAUGURACIÓN DE LA BIVLIOTECA PÚBLICA DE CÚCUTA”.

“XV CONGRESO NACIONAL DE SOCIEDADES DE MEJORAS”

“EXPOSICIÓN DE PINTURA”, que contó con 200 cuadros expuestos.

“DESFILE DE CAROZAS”, organizado por la Junta del Cincuentenario.

“INAUGURACIÓ DE LA CLÍNICA INFANTIL TERESA ANDRESEN MOLLER”

“INAUGURACIÓN DEL EDIFICIO PARA LA ESCUELA EN EL CUBEROS NIÑO”

“CONCURSO PERIODÍSTICO”. Organizado por la prensa de Cúcuta sobre temas regionales y acontecimientos históricos.

“HOMENAJE A JANUARIO SARMIENTO EN OCAÑA”, el 20 de julio de 1960

EL DEPARTAMENTO ACTUAL

Está conformado por 40 municipios, que son:

ABREGO

ARBOLEDAS

BOCHALEMA

BUCARASICA

CÁCHIRA

CHINÁCOTA

CHITAGÁ

CONVENCIÓN

CUCUTA

CUCUTILLA

DURANIA

EL CARMEN

EL TARRA

EL ZULIA

GRAMALOTE

HACARÍ

HERRÁN

LA ESPERANZA

LA PLAYA

LABATECA

LOS PATIOS

LOURDES

MUTISCUA

OCAÑA

PAMPLONA

PAMPLONITA

PUERTO SANTANDER

RAGONVALIA

SALAZAR

SAN CALIXTO

SAN CAYETANO

SANTIAGO

SARDINATA

SILOS

TEORAMA

TIBÚ

TOLEDO

VILLA DEL ROSARIO

VILLACARO

Todos estos municipios, de gentes laboriosas y comprometidas con su departamento, tienen un alto potencial patrimonial, económico, turístico y cultural que debe comenzar a fortalecerse y a divulgarse en el país y el mundo. Así mismo, hijos de estos municipios le han brindado a Colombia sus luces y su talento para posicionar la entidad territorial en política, empresa, artes y letras.

Valgan como ejemplos, los nombres de Francisco de Paula Santander, José Eusebio Caro, Guillermo Quintero Calderón, Leonardo Canal. Ramón González Valencia, Virgilio Barcos Vargas, Pedro María Fuentes, Luís Febres Cordero, Roberto Irwin Vale, Gonzalo Canal Ramírez, León García Herreros, Julio Pérez Ferrero, Luís y José María Morales Berti, Luís Gabriel Castro, Luís Eduardo Romero, Alirio Gómez Picín, Eduardo Ramírez Villamizar, Eduardo Cote Lamus, Belisario Matos Hurtado, Lucio Pabón Núñez, Luis Eduardo Páez Courvel, Jorge Pacheco Quintero, Monseñor Rafael Sarmiento Peralta, Juan Manuel Pacheco Ceballos S.J., Raúl Pacheco Ceballos, Reynaldo Arciniegas Baedecker, Jorge Riveros, Noé León, Rafael Contreras Navarro, Gilberto Núñez Sarmiento, entre muchos otros personajes nortesantandereanos que han dado lustre al Departamento y a Colombia.

ANOTACIONES FINALES

La conmemoración del Primer Centenario del Departamento Norte de Santander, nos obliga a realizar un balance en el tiempo y a buscar soluciones de fondo que permitan el desarrollo equitativo y justo de estas regiones olvidadas. Hay que destacar que los dos últimos gobernadores, doctor Miguel Moreli Navia y William Villamizar Laguado, han hecho presencia efectiva en nuestra provincia de Ocaña, pues de alguna manera ello reivindica el abandono secular a que nos hemos visto sometidos en estos 100 años que se cumplirán en 2010.

Desde la provincia de Ocaña, estamos solicitando muy comedidamente al Dr. William Villamizar Laguado, Gobernador de Norte de Santander y al Dr. Leonel Rodríguez Pinzón, Secretario de Cultura del Departamento, lo mismo que a los Honorables integrantes de la Junta del centenario, se tenga en cuenta la propuesta hecha por doña Martha Pacheco y por la Academia en anteriores ocasiones, para que con motivo de la efeméride, se publique la segunda etapa de la Biblioteca de Autores Ocañeros, que contendrá obras de Historia, Literatura, Ensayo y Crónica de autores contemporáneos y de desaparecidos cuyas ediciones fueron reducidas y hoy casi desconocidas en Colombia. Así mismo, que se insista en el proyecto de construcción del Mirador del barrio Cristo Rey con mejoramiento de fachadas y el Parque del Bicentenario en el mismo sector.

Por otra parte, sugerimos a la Administración Departamental la edición de una Colección de Autores Nortesantandereanos que incluya obras de autores contemporáneos y ya desaparecidos, como bien pudieran ser, entre otras::

GEOGRAFÍA ECONÓMICA E HISTÓRICA DE NORTE DE SANTANDER, de Miguel Marciales

DEL ANTIGUO CÚCUTA, de don Luís Febres Cordero

EFEMÉRIDES CUCUTEÑAS, de Pedro María Fuentes

PAMPLONA, del padre Rocheraux

Presentamos disculpas por no hacer presencia en la importante reunión del Comité del centenario esperando que, de todos modos, la Academia de Historia de Ocaña sea tenida en cuenta.

Nombramos como delegado oficial de nuestra entidad al académico OLGER GARCÍA VELÁSQUES, de las Academias de Norte de Santander y Ocaña, para que nos represente.

Un saludo patriótico,

LUÍS EDUARDO PÁEZ GARCÍA

PRESIDENTE ACADEMIA DE HISTORIA DE OCAÑA