Translate

domingo, 17 de septiembre de 2017

HISTORIADORES DE NORTE DE SANTANDER


Por Luis Eduardo Páez García

Introducción

Los estudios históricos relativos al departamento Norte de Santander tienen como antecedentes los acervos documentales contenidos en los archivos históricos locales, nacionales y extranjeros, algunas obras de los cronistas coloniales, como Fray Pedro de Aguado, Juan de Castellanos, Lucas Fernández de Piedrahita, Juan Flórez de Ocáriz, Fray Pedro Simón, Antonio de Alcedo, Antonio Julián y José Nicolás de la Rosa. Las obras de estos autores, consignaron datos e informes sobre los procesos fundacionales, la tarea evangelizadora de la Iglesia, hazañas de los conquistadores, datos genealógicos relativos a personalidades comprometidas en la Conquista y en las tareas de la administración colonial. 

En 1918, el libro Del Antiguo Cúcuta , de Luis Febres Cordero, trae una relación, hasta ese año, de la historiografía nortesantandereana conocida por él, que bien vale la pena reproducir en este trabajo: “Relación territorial de la provincia de Pamplona, del doctor Joaquín Camacho, publicada (1808) en el Semanario del Nuevo reino de Granada de Caldas, y reproducida en la obra editada en Paris en 1849 con el mismo título; Los apuntamientos para la historia de la provincia de Pamplona (1811 o 1812), del doctor Francisco Soto publicados por primera vez, a iniciativa del que escribe estas líneas en 1908. Los próceres de Pamplona, (1850), relato histórico de D. Isidro Villamizar, publicado en Colombia Ilustrada de Bogotá en1883. La obra Pamplona – Descripción, Tradiciones y Leyendas, Historia, del sabio sacerdote Henrique Rocheraux (1911); Los Genitores. Noticias históricas de la ciudad de Ocaña, "obra póstuma del doctor Alejo Amaya, editada en la Imprenta Departamental por disposición de la H. Asamblea (1915): La hermosa tradición, muchas veces reproducida, sobre la guerrera indigna Zulia, nombre poetizado por el transcurso de los siglos, escita por D. Carlos Jácome (1898); Los Documentos históricos relativos a la fundación de San José de Cúcuta. Hallados y compilados por el suscrito, y publicados bajo los auspicios del H. Concejo Municipal (1910); Las múltiples y amenas Crónicas Cucuteñas, de D. Julio Pérez F., que por andar dispersas en hojas efímeras, reclaman y merecen una interesante compilación; Algunas biografías y opúsculos del señor B. Matos Hurtado, entre los cuales son dignos de mención El general José Vicente González (1911), El general Anzoátegui (1911), El doctor José Gabriel Peña y Valencia (1916); El territorio de San Faustino, erudita conferencia histórica del Dr. José D. Monsalve, publicada en el Boletín de Historia y Antigüedades (1910); El opúsculo sobre Mercedes Ábrego, colección de sus diferentes biografías, que dio a luz el autor de estos apuntes en el Centenario de la Mártir cucuteña (1913); Un estudio de acentuado mérito sobre el Colegio de San José de Pamplona, del doctor Fructuoso V. Calderón, publicado en El Impulsor de aquella ciudad en 1905 o 1906; "La Reseña histórica de la Aparición de Nuestra Señora de la Concepción en el Monte de Torcoroma en Ocaña (1881)", del Señor Pbro. Joaquín Gómez Farelo. Una monografía poco conocida titulada GRAMALOTE – Miscelánea (1893), del doctor R. Ordóñez, y que contiene noticias históricas sobre aquel municipio y el de Sardinata, editada en Bogotá; La narración descriptiva que sobre el de Arboledas escribió D. Arturo Cogollo y fue publicada en un semanario de esta ciudad en 1912; Los tres primos (biografías de Santander, Fortoul y Concha adicionada con correspondencia de los mismos) del Libro Biografías militares de D. José Ma. Baraya, publicación acordada (1910) por la Junta Patriótica del Rosario, a iniciativa del Sr. Rafael Fernández N; A todos los cuales debe agregarse: la obra anunciada y conocida ya por algunos capítulos, del Sr. B. Matos Hurtado sobre Apuntamientos para la historia de Pamplona; Y la que tiene en preparación el señor Justiniano J. Páez que lleva por título Noticias Históricas de la ciudad de Ocaña, desde 1810 hasta la guerra de los tres años" . 

El ilustre historiador cucuteño señala, en nota al pie de página, en su "Advertencia" a la obra que mencionamos: "La biografía histórica del Departamento del Norte de Santander no es escasa, conforme al recuento que se leerá enseguida de las obras y estudios que conocemos". Consigna allí un listado que contiene 21 trabajos, entre libros y opúsculos, sobre Pamplona, Ocaña, Cúcuta, San Faustino, Gramalote y Arboledas. El propósito del presente ensayo, es rescatar la memoria de quienes ejercieron y ejercen el oficio o la profesión de historiadores en Norte de Santander a partir del siglo XX y muy especialmente, de los pioneros y actuales miembros de las Academias y Centros de Historia departamentales, a cuyo trabajo se debe el largo proceso de la escritura histórica en esta parte del nororiente colombiano. 

Dejando de lado el debate, hoy en día por fortuna superado, entre los historiadores formados empíricamente y los egresados de las universidades a partir de la década de 1960, con relación a la interpretación de las fuentes de investigación y las metodologías implementadas desde la cátedra universitaria, el término “historiador” lo empleamos aquí para significar aquellas personas dedicadas de manera frecuente a la investigación y publicación de ensayos, monografías, biografías, bibliografías, crónicas, artículos en revistas especializadas en historia y cultura. Por esta razón, hemos descartado a quienes se ocupan del asunto sólo coyunturalmente, o siendo profesionales de las universidades no han aportado nada aun a la historiografía nortesantandereana. Así mismo, no tenemos en cuenta a muchos miembros de las Academias y Centros de Historia departamentales, debido a que si bien ostentan altas calidades humanas e intelectuales que les hicieron acreedores a la dignidad de académicos, no han publicado obra alguna sobre temas históricos que amerite que se les considere como historiadores.


Las Academias y Centros de Historia han tenido como una de sus políticas oficiales, el nombramiento de artistas, poetas, novelistas y cuentistas como miembros de Número o Correspondientes. Ello se ha hecho con el fin de vincular a estas organizaciones a los ciudadanos más destacados de la comunidad, y es evidente que sus aportes intelectuales han sido y son valiosísimos para la cultura departamental. Sin embargo, no hacen parte de lo que aquí consideramos como historiadores o investigadores históricos, así como tampoco pueden serlo quienes habiendo sido socios fundadores de las Academias y Centros de Historia, nunca escribieron de manera frecuente sobre temas propios de la historia local, departamental o nacional Por fortuna, conservamos en las bibliotecas de las Academias de Historia de Norte de Santander, las colecciones de sus publicaciones oficiales: Gaceta Histórica (en la Academia de Historia de Norte de Santander), Revista Hacaritama (en la Academia de Historia de Ocaña), los primeros ejemplares de la Revista Pamplona (del antiguo Centro de Historia de Pamplona), publicaciones del Centro de Historia de Convención (Revista Cataluña), así como un material bibliográfico considerable que nos permite destacar a quienes han venido escribiendo las historias de los cuarenta municipio de Norte de Santander y otros temas sobre historia regional y nacional. Todo ello, demuestra los aportes efectivos de quienes aparecen en este ensayo bajo la denominación de historiadores, sean ellos egresados o no de las universidades o escuelas de historia del país.

Muchos escritores de Norte de Santander, especialmente cronistas, ensayistas, cuentistas, periodistas, novelistas y poetas, han hecho aportes destacados a la historiografía departamental, publicando de vez en cuando artículos sobre historias locales, patrimonio cultural, biografías, etc. Algunos de ellos, como dijéramos atrás, hacen parte de las Academias o de los Centros de Historia, y son columnistas del Diario La Opinión, de Cúcuta, la revista digital Horizontes Culturales, semanarios La provincia y Ocaña Siete Días de Ocaña y otras publicaciones periódicas, o han publicado novelas y cuentos que tratan temas históricos y son importantes para entender el contexto socio cultural y político en que se efectuaron determinados acontecimientos de la historia local o departamental. Todos ellos, representan la intelectualidad norteña con lujo de competencias, sin ser propiamente historiadores o investigadores históricos.

Los primeros historiadores de Norte de Santander De acuerdo con las fuentes bibliográficas existentes, los pioneros de la historiografía nortesantandereana fueron: Luis Febres Cordero (Cúcuta) Belisario Matos Hurtado y Enrique Rochereaux (Pamplona) Alejo Amaya, Justiniano J. Páez, Eustoquio Quintero, Monseñor Manuel Benjamín Pacheco y Luis A. Sánchez Rizo (Ocaña) A partir de las publicaciones de estos historiadores, se inicia la historiografía propiamente dicha de Norte de Santander con las obras de historiadores tradicionales primero, y más tarde, con las de historiadores profesionales, egresados especialmente de la Universidad Industrial de Santander. Es importante destacar esta referencia historiográfica, pues con ella comenzarían a estructurarse los fundamentos que permitirían la creación de los Centros de Historia (hoy Academias) de Ocaña y Cúcuta y Pamplona , en la década de 1930.

1 comentario:

adrianaggp dijo...

Estoy buscando a un historidsor dde apellido Ferrer que vivia en Cucuta y apararentemente ayudo a fundar la Academia de Historia del Norte de Santander.
Les adradezco informacion