Translate

miércoles, 18 de enero de 2012

OCAÑA, HISTORIA CONTEMPORÁNEA

OCAÑA EN LA DÉCADA DE 1970
Tomado de la Historia de la Región de Ocaña CAPÍTULO XI. Jaguar Group Producciones. Bogotá, 2009. Luis Eduardo Páez García.

1970.

Presidente de la República, Misael Pastrana Borrero.

Alcaldes de Ocaña, Armando Solano Barriga y Raúl Pacheco Ceballos

Gobernador de Norte de Santander, Argelino Durán Quintero.

El 15 de febrero, fallece en Miami (Florida), el escritor Felipe Antonio Molina, quien fuera secretario privado del doctor Laureano Gómez y autor, entre otras obras, de Las proyecciones sindicalistas, Biografía y determinismo, Muros de la ciudad, La goleta Raquel se va esta noche y Biografía de Orellana y Lope de Aguirre.

El 5 de marzo de 1970, aparece el ejemplar No 1 de la colección Biblioteca de Autores Ocañeros, Poesías, de José Eusebio Caro, editada por la Imprenta Patriótica del Instituto Caro y Cuervo, y como ''Publicaciones de la Escuela de Bellas Artes de Ocaña''. La Comisión Editora de esta importante colección regional, estaba integrada por: Jorge Pacheco Quintero, Fernando Galvis Salazar, José María Peláez Herrera, Ciro Pabón Núñez, Ciro A. Lobo Serna, bajo la presidencia del doctor Lucio Pabón Núñez. Inicialmente, la Comisión determinó la publicación de 16 obras, así: 1, Poesías completas (J.E. Caro), 2, Los genitores (Alejo Amaya), 3, Tierra encantada y antología de cuentos (Tablanca), 4, Muros de la ciudad (Felipe A. Molina), 5, Historia de Ocaña (varios), 6, Crítica e historia (Páez Courvel), 7, Los felibres, 8, Los júbilos del amor y abecedario de ausencias), J. Pacheco Quintero), 9, Noticias históricas de la ciudad y provincia de Ocaña desde 1810 hasta la guerra de los tres años (J.J. Páez), 10, Novelistas y cuentistas, 11 Antología poética, 12, Cronistas, 13, Antología periodística, 14, Poesías (Marco A. Carvajalino), 15 Antología histórica, 16, Ensayistas. Este esquema inicial se modificó un poco, incluyéndose como No. 11 José Eusebio Caro y otras vidas, de Leonardo Molina Lemus, como 17, Monografía del municipio de Convención, 18, Quintero Calderón, presidente y guerrero, de Euclides Jaime González, 19, Bolívar, alfarero de repúblicas y 20, Ensayistas.

A no dudarlo, esta Biblioteca de Autores ha sido uno de los logros más significativos para la bibliografía nortesantandereana, en los últimos cincuenta años.

En el mes de agosto se posesiona como Miembro Correspondiente de la Academia de Historia de Ocaña, el maestro Rafael Contreras Navarro, presentando la ponencia ''Evocaciones sobre música del viejo Ocaña''.

EL ESTADIO HERMIDES PADILLA

Después de que los jesuitas inauguraran la primera cancha de fútbol en Ocaña, en la década de 1930, los únicos escenarios deportivos de la ciudad eran las canchas de los colegios y del Seminario Menor, donde se efectuaban constantemente campeonatos de básquet. Esa fue la razón para que este deporte tuviese tanta importancia durante las décadas de 1940, 1950 e, incluso en los años 60. La cancha del Tíber, comenzó a convertirse en el escenario deportivo por excelencia de los jóvenes ocañeros hasta 1956, año en que se inauguró la cancha de La Primavera. Por estos años, surge también el Club Deportivo Los Motilones que utilizaba este último escenario para sus prácticas y los campeonatos que allí tuvieron lugar. Surgió, entonces, la necesidad de construir un estadio con todas las especificaciones técnicas del caso, naciendo el proyecto del Estadio Hermides Padilla, nombre que se le dio como homenaje este personaje que tanto apoyó dio a la recreación y el deporte de la ciudad.

El 8 de septiembre (1970), por escritura pública No. 543, don Domingo García Jácome, en representación de don Hermides Padilla, vende al Municipio de Ocaña, representado en este año por el doctor Armando Solano Barriga, un lote de terreno destinado a la construcción de un escenario deportivo, con la siguientes dimensiones: Norte, 94 metros; Sur, 149 metros; Este, 237 metros y Oeste, 114 metros. La transacción se hace por diez pesos ($10.oo), moneda legal. Se inicia así, el proceso de construcción del Estadio Hermides Padilla. En 1971, el dirigente político Bernardo Silva Gómez, logra un aporte nacional de $170.000.oo, con destino a la obra. La prensa local, registra los sucesos, así: "Contaba para ese entonces la Junta Municipal de Deportes de Ocaña, con personas de alta responsabilidad como dirigentes deportivos, contándose entre ellos, a don Félix Gandur, Argemiro Bayona, Rito Fuentes y otros. Estos dirigentes lograron con tal aporte, construir... la cancha, con su drenaje y las graderías».

"Para el año de 1976, es aprobada en la Asamblea Departamental una Ordenanza presentada por el doctor Alfonso Chamie por la cual se crea un aporte directo a los municipios del departamento para construcción de escenarios deportivos y otras obras. La Ordenanza cifrada bajo el número 016, creaba un aporte de cincuenta centavos ($0,50) con destino al Estadio de Ocaña, por botella de licor que produjera la Empresa de Licores del Departamento. Por dicha Ordenanza, se recaudó el primer año de existencia, la suma de $973.000.oo, calculándose que entre los cuatro años que restaban al decenio, alcanzaría a recaudarse cerca de $1.200.000.oo anuales. De esta forma, se convertía la Ordenanza en la tabla de salvación del deporte local, quedando comprometidos los deportistas a triplicar su consumo de aguardiente para aumentar las regalías.

"Para el mismo año, la Regional de Coldeportes incluye dentro del presupuesto un aporte directo al Estadio por la suma de $1.700.000.oo. A partir de este año, se inicia una dolorosa agonía del Estadio. La Empresa de Licores no envía los aportes correspondientes, y si lo hace el municipio, no sabe qué hacer con ellos. En cuanto al auxilio de Coldeportes, hace su aparición la siniestra figura de Jaime Rondón Espinosa e inicia una dura batalla en torno a impedir la inversión, alegando unas veces la mala conformación de la Junta Municipal de Deportes y otras la falta de propiedad del terreno por parte de Coldeportes.

"Se logra por fin organizar la Junta de acuerdo a los caprichos del mencionado Rondón, y el Concejo Municipal, por Acuerdo No.066 fechado el 20 de septiembre de 1979, concede facultades extraordinarias a la alcaldía municipal de ese año, para que firme la Escritura Pública No.723 de fecha 24 de septiembre del mismo, por la cual cede a la Junta Municipal de Deportes, representada en su Secretario Ejecutivo, los terrenos del Hermides Padilla.

"Para el año de 1980, por Ordenanza 03, los aportes de la Licorera pasan a ser auxilios directos a la Junta Municipal, y no al Municipio, como se había efectuado. En la reglamentación de esta Ordenanza, Ocaña cede diez centavos al departamento para evitar la rapiña que se ocasiona en estos casos.

"Finalmente, Coldeportes accede a invertir el millón setecientos mil pesos, los cuales, por obra de los magos de Cúcuta, se convierten en un millón seiscientos mil pesos. Igualmente, se hace la inversión de lo recaudado por la Ordenanza 016.

"Viene la inversión de los dineros, se construyen unos salones en la parte sur, con destino a baños y vestieres, se levanta una gradería de dudosa garantía, se hace un drenaje, del cual nada se puede decir ni bien ni mal; se termina el dinero quedando la duda si hubo buena o mala fe en su destino". (Voces Inconformes No.1, Año1, abril de 1983). Posteriormente, la Asamblea de Norte de Santander eliminaría los aportes de la Licorera destinados a los escenarios deportivos. Como quiera que este tipo de obras siempre requiere nuevos aditamentos y mantenimiento, con el fin de lograr su iluminación se conformó la Junta Pro Iluminación del Estadio que comenzó a realizar actividades y espectáculos para el correspondiente recaudo de fondos. El propósito fue logrado, pese a la poca participación estatal.

En 1970 ocurren las invasiones que dan lugar a la aparición del barrio Camilo Torres.

Este año ocupa la Alcaldía de Ocaña el doctor Raúl Pacheco Ceballos. Uno de los mandatarios más progresistas y visionarios de Ocaña fue, sin lugar a dudas, el ingeniero Raúl Pacheco Ceballos, a quien tocó gobernar el municipio bajo la férrea oposición de la ANAPO, cuyos líderes, así como muchos de los personajes que asomaban sus nombres en la vida pública de la ciudad, no dimensionaron sus altas calidades.

El periódico El Orientador del Norte, fundado y dirigido por don Gabriel Neira Quintero, registra en su edición Nº 399 del 6 de diciembre de 1970, la noticia de que el Concejo Municipal de Ocaña había decidido aplazar la celebración de los 400 años de fundación de Ocaña, debido a que no existían obras que mostrar en la ciudad, ante los visitantes. Para justificar este despropósito, se aduce, entonces, que ciertos historiadores no estaban de acuerdo con la fecha del 14 de diciembre de 1570, como la propia de la fundación de la ciudad. Recuérdese aquí, que la dicha fecha fue establecida en la década de 1940 por el historiador Luis Eduardo Páez Courvel, y así lo comprueban los documentos de los expedientes consultados en aquella época y aún, los más recientes. Se comienzan a manejar los años de 1571 y 1572 como fechas posibles, para inducir a la opinión pública a estar de acuerdo con el aplazamiento hecho por el Concejo Municipal. Sin embargo, la Academia de Historia y la Administración Municipal, continuaron con los preparativos para la efeméride

1971.

En el mes de febrero se funda la Academia Comercial ''Páez Courvel''.

En carta dirigida a dirección de El Orientador del Norte, el doctor Raúl Pacheco Ceballos reseña algunas de las obras adelantadas durante su administración, entre ellas: Construcción de obras de vivienda para la clase media y obrera en Buenos Aires, proyecto avalado por el Instituto de Crédito Territorial; los precios de las viviendas eran de $60.000. 8.700 metros de pavimentación de las principales calles de Ocaña; construcción de la fuente luminosa del Parque de San Agustín; terminación de los trabajos de adecuación de la pista del aeropuerto de Aguas Claras y 42 viviendas financiadas por el Instituto de Crédito Territorial en el barrio La Primavera. Debe agregarse también, que durante la administración de Pacheco Ceballos se contrató uno de los primeros planes de desarrollo del municipio, con miras a organizar la ciudad y evitar el caos urbano que ya comenzaba a hacerse sentir con las invasiones programadas por algunos dirigentes políticos de la localidad.

Don José María Peláez Salcedo es condecorado por el gobierno nacional con la medalla ''Camilo Torres'', máximo galardón que se otorga a los servidores de la educación en Colombia.

18 de septiembre. La obra intelectual, cívica y cultural de Jorge Pacheco Quintero es reconocida por la Gobernación de Norte de Santander y el Concejo Municipal de Ocaña, quienes le otorgan al poeta e historiador la Gran Cruz Francisco de Paula Santander en el Grado Extraordinario, y la medalla al Mérito Cívico Francisco Fernández de Contreras. El acto solemne tuvo lugar en la Escuela de Bellas Artes. El gobernador Hernando Ruán Guerrero impuso la medalla al hijo eximio de Ocaña.

11 de noviembre. Fallece en Río de Oro el fundador, en 1963, del Centro de Historia "Miguel Jerónimo Niz", don Nepomuceno Sánchez Quintero. Había nacido en Río de Oro, el 28 de junio de 1886 en el hogar de don Bernabé Sánchez y doña Bernardina Quintero.

Diciembre 16. Ocupa la Alcaldía Municipal don Fructuoso Arévalo, en reemplazo del Dr. Raúl Pacheco Ceballos.

Diciembre 22 de 1971. Se posesiona como nuevo gobernador de los nortesantandereanos, el doctor Carlos Pérez Escalante.

1972.

El 1 de febrero se inicia el barrio Buenos Aires, al nor oriente de Ocaña, cerca a los famosos pozos de Las Pailas. Uno de sus primeros pobladores fue don Pío Quesada. Pese a las dificultades sufridas inicialmente debido a la falta de adecuados servicios, el sector fue creciendo de manera ordenada y hoy es uno de los barrios mejor presentados de la ciudad.

El 17 de abril se recibe como Miembro de la Academia Colombiana de la lengua, el poeta e historiador Jorge Pacheco Quintero.

Después de varias reuniones preliminares en la residencia de Mario Javier Pacheco, se funda en la capital de la república el Grupo Escénico de Ocaña GEO. Entre sus fundadores se contaron: Mario Javier Pacheco, Director, Miguel Augusto O´Meara Quintero, Alfonso Lobo Amaya, Carlos Ramírez, Miguel Hernando Pacheco, Hildebrando Vélez, Álvaro O´Mera Quintero y Luis Eduardo Páez García. El GEO inicia sus actividades en la Escuela de Bellas Artes "Jorge Pacheco Quintero", con la presentación de una semana cultural entre el 10 y el 16 de julio, en la cual participaron grupos de teatro, danzas, declamadores, pintores y conferencistas. Para aquella memorable ocasión, fue designado como Director Honorario el poeta y académico Jorge Pacheco Quintero, contándose en Ocaña con el apoyo de la Junta Directiva de la Escuela de Bellas Artes, en cabeza del doctor Ramón Cabrales Pacheco. Por primera vez, Ocaña entra en la cultura contemporánea del país desde el punto de vista del teatro y la poesía. Al grupo de sumarían posteriormente: Helio Alberto Mendoza Lemus, Fernando Torrado de la Rosa, Abraham Numa, estudiantes por aquellos tiempos de las universidades de Medellín, Nancy Quintero, Ruth y Ledy Sánchez, Oswaldo Carvajalino Duque, entre otros.

El 14 de octubre de 1972, se inauguran las instalaciones de la Empresa Colombiana de Telecomunicaciones TELECOM, construidas en terrenos que ocupara la antigua casona de la familia Ujueta, calle de la Amargura con carrera 12.

El 20 de octubre de 1972 asume como nuevo Obispo de la Diócesis de Ocaña, Monseñor Ignacio Gómez Aristizábal, en reemplazo de Monseñor Rafael Sarmiento Peralta.

1973.

En el mes de noviembre aparece el periódico Noticias Playeras, órgano de la colonia playera radicada en Bogotá. Fue su director el connotado abogado, escritor y académico Guido Pérez Arévalo, y participaron en la redacción los señores Ángel Arévalo, Javier Claro, José Fructuoso Arévalo y Jesús Hernán Claro. Esta publicación periódica llevó a cabo un significativo trabajo de rescate de la memoria cultural del municipio de La Playa de Belén.

El 27 de diciembre se inaugura oficialmente la Biblioteca Pública de La Playa de Belén, con la presencia de destacados hijos de esta población, entre quienes se contaron: Guido Pérez Arévalo, Jesús H. Claro Ovallos, Miguel Pacheco, Elías Emiro y Beltrán Claro.

1974.

Ocupa la Alcaldía el arquitecto Alfonso Carrascal Pérez.

El doctor David Haddad Salcedo, gobernador de Norte de Santander, inicia los trabajos de la piscina olímpica de Ocaña.

El 2 de enero, el artista y fotógrafo Álvaro Carrascal Pérez reorganiza el Desfile de los Genitores.

Este año se crea el programa radial "progreso Campesino", por iniciativa de Alfredo Vergel Solano, en la emisora Radio Catatumbo. El espacio radial se centró en la divulgación de los valores culturales de las zonas rurales de la Provincia, incluyendo música, coplas y mensajes de interés general para los campesinos.

El 14 de agosto fallece el dirigente político liberal Bernardo Silva Gómez. Había llegado a Ocaña como profesor del Colegio Nacional de José Eusebio Caro, destacándose luego en la dirigencia liberal local y departamental. Fue fundador del periódico Manifiesto, uno de los medios de comunicación más importantes que ha tenido la ciudad.

Fallece el escritor abreguense Guillermo Arévalo Peñaranda el 11 de octubre.

El 21 de septiembre de 1974 se funda en Bogotá la ASOCIACIÓN PRO DEFENSA DE LOS INTERESES CÍVICOS, HISTÓRICOS Y CULTURALES DE OCAÑA. Entre sus fundadores se cuentan: Juan Manuel Duque Carvajalino, Fernando Castilla Sabagh, Saúl Calle Álvarez, Astolfo Castilla Jácome, Emmanuel Cañarete Montaño, Luis Felipe Canosa, Marcial Calle Álvarez, Mario Javier Pacheco García, Joaquín Emilio Quintero, Fernando Mozo Sarmiento, Fernando Galvis Salazar, Jorge Meléndez Sánchez, Iván Romano, Álvaro Sánchez y Álvaro Carvajalino.

4 de diciembre. El gobierno municipal rinde homenaje al doctor Carlos Hernández Yaruro en sus 25 años de servicio a la comunidad y le impone la medalla al Civismo.

En este mismo mes se inicia Ediciones Mapache, de Mario Javier Pacheco García, cuya primera obra es el poemario Voces y silencios, de Luis Eduardo Páez García, publicada en Editorial Rocor, Bogotá.

1975.

Quien esto escribe, funda en Bogotá el Círculo Hacaritama, junto con Luis José García, Octavio Reyes Rincón, Alfredo Luis Lobo y Álvaro O´Meara.

5 de marzo. Comienza a funcionar la sede de la Universidad Francisco de Paula Santander en Ocaña.

El 20 de junio la Academia de Historia de Ocaña conmemora los 25 años de fallecido Luis Eduardo Páez Courvel. A la sesión solemne asistió el doctor Lucio Pabón Núñez.

En el mes de mayo se funda el Círculo de Periodistas, por iniciativa de Juan Romano Marún y Mario Javier Pacheco García.

En el mes de octubre, figura como Alcaldesa la señora Faride Jaime de D´Biase.
El 2 de diciembre es recibido como Correspondiente de la Academia Colombiana de Historia, el doctor Leonardo Molina Lemus.

El 27 de diciembre se lleva a cabo en la Escuela de Bellas Artes el IV Festival de la Canción, organizado por Martha Jácome, Eduardo Chalela y Oswaldo Carvajalino. Obtuvo el primer lugar el cantante Fernando Manzano.

1976.

En este año, los Hermanos Carrascal Claro lanzan al mercado el L.P. titulado ''Ocaña, geografía del recuerdo'', con canciones y poemas de autores ocañeros. Esta producción discográfica populariza y proyecta nacionalmente obras musicales como "Ocañerita", de Rafael Contreras y Miguel Ángel Quintero, "La mugre", "Geografía del recuerdo" y "Mi tierra", de Alfonso Carrascal; "Muchacha de Torcoroma y "La Muelellanto", de Carlos Carrascal, así como piezas poéticas y literarias de Milanés, José Eusebio Caro y Luis Eduardo Páez Courvel. Intervinieron en la producción de este L.P., el Conjunto de Francisco "Pacho" Zapata y las voces de los artistas Nubia Ordóñez y Julio César Alzate. La declamación la efectuó magistralmente Alfonso Carrascal Claro

Se inaugura la sede del SENA.

El 23 de noviembre se realiza una exposición del artista ocañero Edgar Silva en la Galería Escala de Bogotá.

1977

El 21 de enero, el Presidente de la República Alfonso López Michelsen, sanciona la Ley 10 de este año, conmemorativa del Sesquicentenario de la Convención de Ocaña, por medio de la cual se destina el antiguo claustro de San Francisco para el funcionamiento de la Biblioteca Pública «Luis Eduardo Páez Courvel», la Academia de Historia de Ocaña y el Museo de la Gran Convención.

El 8 de diciembre se inaugura el monasterio de Nuestra Señora de Torcoroma, siendo su primera abadesa Sor Margarita. El discurso de inauguración corrió a cargo del doctor Carlos E. Hernández Yaruro, Presidente de la Academia de Historia de Ocaña.

1978.

Alcalde de Ocaña, Carlos Helio Reyes.

Entre el 9 y el 11 de abril se lleva a cabo en el templo y claustro de San Francisco, el 2º. Congreso Grancolombiano de Historia dentro de las celebraciones del Sesquicentenario de la Gran Convención. Al acto asistió el doctor Alfonso López Michelsen, Presidente de la República y destacadas personalidades de la vida nacional, departamental y local.

1979

Ocupa la Alcaldía de Ocaña el dirigente conservador don Álvaro Arévalo Ferrero, entre el 19 de noviembre de 1979 y el 11 de abril de 1980.

Este año se adquiere el lote para construir la Cárcel del Circuito Judicial de Ocaña, en el barrio Modelo. El inmueble tiene 9.847 m2., cinco salones comunitarios, tres patios, talleres de carpintería y artesanías, cocina y oficinas. Las instalaciones de esta cárcel funcionaban antiguamente en terrenos donde fue construida la sede del SENA.

El 6 de noviembre de 1979, se crea el Centro de Historia de Convención, con ocasión del Sesquicentenario de la ciudad. La entidad nace como filial de la Academia de Historia de Norte de Santander, según Acuerdo Nº 2 de este año. Circunstancias de diversa índole, impidieron que el naciente Centro se consolidara debidamente. Años más tarde, hijos de Convención preocupados por la historia de su solar nativo, adelantaron gestiones para reactivar el Centro.

No hay comentarios: