Translate

domingo, 20 de septiembre de 2015

REVISTA HACARITAMA, EDICIÓN DIGITAL


A partir del mes de octubre, y trimestralmente, la Academia de Historia de Ocaña estará publicando la Revista Hacaritama en formato digital, buscando con ello mayor divulgación de la actividad y de los trabajos académicos, publicaciones y noticias de la comunidad académica nacional e internacional.

Debido a los problemas presupuestales que siempre aquejan a las academias de historia en Colombia, decidimos iniciar estas publicaciones, sin dejar obviamente el formato físico de nuestro órgano de divulgación, cuyo número 279 estará dándose a conocer al público el 14 de de diciembre, en la sesión solemne y pública conmemorativa de los 445 años de la fundación de Ocaña.


PAUTAS PARA PUBLICAR EN LA REVISTA HACARITAMA
Podrán publicar en la Revista Hacaritama los miembros de la Academia de Historia de Ocaña, historiadores, investigadores y escritores de la región de Ocaña, Colombia y el exterior.
Los trabajos deberán ser enviados en formato de word, letra tipo Times New Roman 12 puntos, junto con el material gráfico alusivo a la publicación, en formato jpg.
Los trabajos deberán ser enviados al correo electrónico: luisepaez  gmail.com
Salvo las ediciones dedicadas a una temática especial, los autores tienen completa libertad de publicar sobre aquellos temas de su preferencia. Se privilegiarán los escritos sobre historiografía regional, departamental y nacional.
La Revista Hacaritama no publicará artículos o ensayos cuyo contenido evidencie proselitismo político o religioso o que atente contra las prácticas sociales y culturales  establecidas.

Para nuestros lectores y colaboradores un mensaje de aprecio. Todas sus sugerencias y opiniones será tenidas en cuenta.


1 comentario:

mario javier pacheco garcía dijo...

Excelente noticia.
La revista Hacaritama es una de las más antiguas revistas del mundo en su género, y en torno suyo se creó un movimiento intelectual, histórico literario, que trasciende linderos generacionales. En nombre de la comunidad que entiende la importancia de esta comunicación, muchas gracias a Luis Eduardo Páez y su equipo de trabajo
Mario Javier Pacheco