domingo, 7 de octubre de 2012

XVI Cátedra de Historia “Ernesto Restrepo Tirado”


Primera infancia y participación en ámbitos culturales:
Historia, experiencias y desafíos
Del 4 al 6 de octubre de 2012
Museo Nacional de Colombia y Biblioteca Luis Ángel Arango (http://www.museonacional.gov.co/servicioseducativoscatedraxvicatedra )

"El Ministerio de Cultura —a través del Museo Nacional de Colombia y la Dirección de Artes— y la Biblioteca Luis Ángel Arango del Banco de la República presentan la XVI Cátedra de Historia Ernesto Restrepo Tirado: Primera infancia y participación en ámbitos culturales: Historia, experiencias y desafíos, que se realizará entre el 4 y el 6 de octubre de 2012 en el Museo Nacional de Colombia y la Biblioteca Luis Ángel Arango.

El tema central de la cátedra de este año surge como respuesta a una de las responsabilidades del sector cultural: adelantar acciones oportunas y pertinentes para favorecer el desarrollo integral de niños y niñas desde la formulación de políticas; elaborar, consultar e implementar lineamientos y estándares de calidad; adecuar, fortalecer y cualificar la oferta bienes y servicios culturales.

Vale la pena resaltar que el formato del evento permite la interlocución entre los ponentes y los asistentes a través de conferencias, mesas redondas y paneles. Durante tres días de la cátedra se discutirá acerca de Conceptualización y representaciones de la infancia en la historia, Lineamientos de participación en primera infancia e Infancias y museos. Se realizarán dos mesas redondas sobre: Debates y propuestas al lineamiento de participación en primera infancia y Políticas públicas para la infancia y la primera infancia: protección, educación y acceso a la cultura.

En la sala adjunta del Centro de Eventos de la Biblioteca Luis Ángel Arango se presentarán, durante los días 5 y 6 de octubre, trece experiencias significativas de cultura y primera infancia, en un formato diseñado para la socialización con todos los asistentes e invitados.
En el marco del evento se presentará la exposición temporal: Los niños que fuimos: huellas de la infancia en Colombia, la cual estará abierta al público a partir del 6 de octubre de 2012 en la Casa Republicana de la Biblioteca Luis Ángel Arango".

**********

 Martha Pacheco, Coordinadora del Museo Antón García de Bonilla,
explicando la experiencia de Ocaña


 El Museo Antón García de Bonilla fue invitado a presentar la experiencia obtenida con la Exposición temporal e Interactiva "Érase una vez", el mundo fabuloso de Rafael Pombo, en el marco de este certamen nacional que contó con la presencia de destacados historiadores de Colombia y el exterior. Pudimos conocer, de paso, lo que se viene llevando a cabo en otros museos e instituciones culturales de Colombia, sobre la primera infancia y la niñez, en general, compartiendo nuestras experiencias con los cultores nacionales asistentes al evento.

Centro de Eventos de la Biblioteca Luis Ángel Arango



Debemos destacar que resultaron muy enriquecedoras las ponencias hechas por los funcionarios de la Alta Consejerìa para la Infancia (Presidencia de la República), Dirección de los programas de Infancia del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar, Dirección de Artes del Ministerio de Cultura, catedràticos universitarios de la Universidad Javeriana y Nacional de Colombia y delegados de museos de Estados Unidos y Brasil. 


 El debate sobre políticas públicas, con relación a la niñez y la primera infancia, apenas comienza y es por ellos que este tipo de certàmenes ponen sobre el tapete de la discución las falencias existentes y la necesidad de actuar, desde la sociedad civil y el Estado, para atender los problemas de un sector de la población que ha sido históricamente ignorado o atendido a medias. Los niños en Colombia siguen siendo "invisibles" para las instituciones culturales públicas y privadas, como museos, casas de cultura y bibliotecas. Igualmente, los programas del ICBF y las oficinas municipales encaragadas de atender a la niñez se quedan cortos, tanto en el conocimiento de lo que pasa con los niños como en la implementación de políticas realmente efectivas. Hay una especie de inercia generalizada y se piensa equivocadamente que darle a los niños juguetes o alimentación o hacerlos partícipes de juegos colectivos resuelve todos los problemas. 





Delegado del Museo de Arte de Pereira


Cuando algunos de los expositores hicieron referencia a la participación de los niños en la construcción de ciudadanía, recordamos cómo desde 1991, con la nueva Constitución, se ha tratado por todos los medios de lograr que el pueblo colombiano entienda el cambio de democracia representativa a democracia participativa, y cómo ello no ha podido lograrse efectivamente debido, entre otros factores, a la falta de educación de los ciudadanos y a la poca voluntad política.







 Llamó poderosamente la atención, la ponencia hecha por el historiador Javier Sáenz Obregón, de la Univeridad Nacional de Colombia,sobre la contsrucción escolar en la infancia. porque tal vez fue quien más se acercó al problema coyuntural por el cual se atraviesa hoy en día. Aparte de ser una excelente narración historiográfica, puso en evidencia el hecho de que la primera infancia se ha convertido en un asunto bastante espinoso para el Estado y para la sociedad. "Hay un pánico moral", señaló el investigador y académico, al referirse a los niños que se dedican a ver TV, a los juegos electrónicos o al teléfono celular mientras que sus padres ignoran qué hacen esos niños. 







 "Lo que está pasando con ellos es tan grave que ¿es mejor escolarizarlos?", anota Sáenz Obregón cuando se trata de abordar el tema de la primera infancia. Y como una sombra en el panorama educativo, se sigue alzando el asunto del autoritarismo que fue tan corriente en los patrones educativos del siglo XIX, donde la influencia religiosa o la formación castrense eran tan arraigadas que los niños de escasos recursos terminaban no educados sino amaestrados y con ello el Estado creía que estaba cumpliendo con un papel social relevante. 



 Atendiendo al llamado hecho por el Estado, los Museos de Ocaña han comenzado ha tratar de articular su oferta para abrir nuevos espacios que permitan a los niños el disfrute de sus colecciones y el aprendizaje desde temprana edad. Le apostamos a este reto con la primera exposición dirigida expecialmente a público infantil, aspirando poder mantener una oferta coherente con los lineamientos del gobierno nacional, a través del Ministerio de Cultura. Pero es evidente que en este propósito se requiere el apoyo institucional del municipio, la gobernación de Norte de Santander, el sector educativo, medios de comunicación y  la sociedad civil local que, hasta la fecha, no han entendido la envergadura del problema.




Niños asistentes a la Sala adjunta al Centro de Eventos de la
Biblioteca Luis Ángel Arango